Repsol alcanza los 3.093 metros y el próximo martes sellará el pozo Sandía

EFE

Repsol alcanzó el pasado domingo la cota máxima de profundidad de 3.093 metros en el pozo Sandía, en sus prospecciones en busca de hidrocarburos en aguas próximas a Canarias y sobre el 20 de enero concluirá el sellado del sondeo, según ha informado este miércoles a Efe la compañía.

Desde entonces, el barco perforador de última tecnología Rowan Renaissence trabaja en la toma de nuevas muestras y, a la vez, cierra el pozo mediante sellados a diferentes profundidades con las máximas medidas de seguridad, han explicado fuentes de la compañía.

Los trabajos de investigación en el pozo Sandía, situado a unos 60 kilómetros de las costas de Lanzarote y Fuerteventura y primero de los tres autorizados a la compañía, se iniciaron el pasado día 18 de noviembre.

De acuerdo con el calendario fijado por la compañía, la operación en el pozo Sandía podría estar finalizada el próximo martes y, en función de sus resultados, la compañía decidirá si afronta la prospección del pozo Chirimoya, también en aguas cercanas a Canarias.

Las fuentes han indicado que la compañía informará de los resultados del sondeo a finales de enero o comienzos de febrero y, dependiendo de si encuentra o no hidrocarburos, determinará donde desplazará al Rowan Renaissence para que continúe con sus trabajos exploratorios.

En el caso de que los resultados sean positivos en el pozo de Sandía, la compañía podría optar porque su buque se mantenga en el área para continuar las prospecciones en Chirimoya o, por el contrario, que lo traslade a Angola para realizar otras exploraciones de Repsol, aunque regresará a Canarias pasados unos meses.

La última opción que baraja la multinacional española, en caso de que los resultados de Sandía fueran negativos, es dar por finalizadas sus prospecciones en aguas próximas a Canarias.

Repsol ha reiterado que las opciones de encontrar petróleo o gas en el pozo de Sandía se mantienen entre el 15 y el 20 por ciento y, que según sean las conclusiones de esta investigación, se planteará nuevos trabajos exploratorios cerca de Canarias, donde tiene permisos para realizar hasta tres prospecciones.

La compañía ha destacado las condiciones de máxima seguridad en las que se desarrolla la exploración, la ausencia de incidentes y la transparencia de su trabajo con informes "casi diarios" en su web, con seguimiento medioambiental y de la fauna de la zona, en especial cetáceos, en el que considera que es "el sondeo más telegráfico de la historia del sector".

Temas

Repsol