Redesscan: "El 35,4 % de los canarios está en riesgo de exclusión social"

14/07/2012
ETIQUETAS:

Un total de 752.074 canarios, el 35,4 % de la población, se encuentra en riesgo de exclusión social, según datos del Instituto Nacional de Estadística, ha afirmado este sábado la portavoz de Redesscan, Koldobi Velasco.

Ello supone que esas personas se encuentran por debajo del umbral de la pobreza, que sufren privación material severa y que todos los miembros del núcleo familiar están en paro.

A pesar de esta cifra tan elevada de personas en situación de exclusión social en las islas, sólo 9.000 canarios reciben la Prestación Canaria de Inserción (PCI), lo que evidencia la necesidad de incrementar esa ayuda, más aún en la situación de crisis actual.

La Red Canaria en Defensa del Sistema Público de Servicios Sociales (Redesscan) ha elaborado un estudio sobre la Prestación Canaria de Inserción mediante a entrevistas a personas que la reciben o la han solicitado y ha concluido que la ayuda no llega a todas las personas que la necesitan y tienen derecho a ella y que en muchas ocasiones se concede con gran tardanza.

Existe un presupuesto anual de 20 millones de euros que resulta insuficiente para cubrir las necesidades sociales, como demuestra que los fondos consignados para este año ya se hayan agotado, asegura Redesscan.

La dotación económica no tiene en cuenta el aumento progresivo de las personas en situación de desprotección social o que se encuentran en situación de extrema necesidad económica sobrevenida, ha indicado el director de Cáritas Diocesana de Canarias, Pedro Herranz, durante una rueda de prensa.

La crisis económica actual y los recortes en servicios básicos como la sanidad y la educación, además de la menor cuantía destinada a ayudas sociales, hacen que cada vez más personas dependan de la Prestación Canaria de Inserción.

A juicio de Herranz, los ciudadanos deberían rebelarse contra la situación actual y no seguir resignándose, pues puede llegarse a una situación de "holocausto" social.

Las personas que solicitan la Prestación Canaria de Inserción en ocasiones deben esperar hasta nueve meses a que se la concedan, a lo que se une la demora en la posibilidad de petición, ya que se evalúan los ingresos que se obtuvieron durante el año previo a la solicitud, de forma que un desempleado que deje de percibir ingresos, debe esperar un año para tener derecho a solicitarla.

De acuerdo al estudio de Redesscan, el 61 % de las ayudas solicitadas repercutiría en unidades de convivencia con más de dos personas.

En el 58 % de los casos analizados se tarda seis meses en hacer efectiva la ayuda desde el momento en el que se solicita y en el 36,7 % la demora asciende a siete meses, de forma que muchas familias que viven en situación de pobreza o exclusión se ven abocadas a buscar otras alternativas de asistencia a sus necesidades.

Con el fin de solucionar esta situación, Redesscan pide que se incremente el presupuesto destinado a estas ayudas; que se agilice el pago de las prestaciones, algo que se puede lograr mediante la simplificación de procedimientos y acortando los plazos; que se incluya como beneficiarios a colectivos como las personas sin hogar o inmigrantes y que se destinen más profesionales a la concesión de la prestación.