Rebelión en ‘hi-fi’ en La Isleta

Huele a duelo en La Isleta. La prohibición de realizar actos festivos en la Junta de Obras del Puerto ha puesto en pie de guerra a los vecinos. El Ayuntamiento les ha negado el permiso para hacer esta noche su escala en hi-fi pero la orden se la van a saltar a la torera. Les respalda una tradición de 42 años y la ilusión del barrio.

La escala en hi-fi de la Junta de Obras del Puerto se venía realizando de manera ininterrumpida desde 1966 con motivo de las fiestas del Carmen. Al principio era una competición de solteras contra casadas en la que las vecinas se prestaban la ropa. Tenía lugar en el interior de la urbanización, en una zona deportiva que no interrumpe el paso ni molesta a nadie. Y decimos «tenía», en pasado, porque este año el concejal del distrito Puerto-Canteras ha prohibido la celebración del evento. La razón: coincide con la gala de elección del drag queen y hay que evitar que «cada uno se encierre en su calle».

«No estamos en contra de los actos en las calles sino de que se solapen por falta de solidaridad», expone el concejal, «siento tristeza por que no sean capaces de razonarlo así».

Lo que no entiende el Ayuntamiento es el fuerte sentido de arraigo que existe en La Isleta no sólo al barrio, sino también a su calle. Y que las fiestas del Carmen no son sólo una fiesta del barrio, sino de sus calles. Por eso, pese a la prohibición, la escala en hi-fi de esta noche se va a hacer.

El sentir en el barrio es que el Consistorio les agrede y atenta contra una tradición, contra una forma de ser. «Llevamos 42 años haciendo esta fiesta nuestra, sin ayuda de nadie, con el dinero de los vecinos, no le hemos pedido un duro a nadie -se refiere a las instituciones-», explica Dora Segura, «esto no tiene que ver con el Ayuntamiento».

La amenaza de la Policía tampoco asusta a nadie. «Que nos lleve la Policía pero esto es nuestro», dice Manuel Peñate, «que limpien las calles de mierda y de droga en vez de preocuparse por la gente». «¿Quiere joder las fiestas de La Isleta un señor que viene de fuera?», se preguntó.

El concejal asegura que no ha amenazado a nadie con mandar a la Policía, en contra de la versión que dan los vecinos. «No voy a mandar a la Policía para que los detengan pero si algún policía, sin llamarlo nadie, pasa por allí y les piden el permiso, tendrán que tomar nota», advirtió.

La prohibición también afecta a otras zonas de La Isleta donde de manera tradicional se venían realizando actos al margen del programa oficial de las fiestas, como es el caso de las calles Romeral y Reina Teguise. En esta última también se han producido quejas, si bien no han sido tan sonoras como las de la Junta de Obras. Uno de los organizadores de los actos, Agustín Muñoz, aseguró que el Ayuntamiento «nos ha prohibido los actos en Reina Teguise». Desde esta calle se pidió por escrito el pasado 26 mayo que los festejos se hicieran al finalizar los actos oficiales del Carmen pero el edil Núñez también se negó.

«Las venimos celebrando en los últimos cuarenta años con motivo de nuestra patrona la Virgen del Carmen», expone el presidente de la asociación El Carmen en Tu Barrio, «teniendo por única respuesta del concejal una negativa a cualquier colaboración, actitud que no entendemos».

Núñez justificó la decisión en la necesidad de no mantener la estructura de El Carmen después del programa de actos oficial.