Rebajan 6 años la pena a un marinero del ‘M.T. konacry’

La Audiencia de Las Palmas ha rebajado de diez a cuatro años y un día la pena de cárcel a un marinero del barco M.T. Conakry que llegó en 2004 a la capital grancanaria con 154 inmigrantes, que desde Senegal viajaron «hacinados» como en la época de los esclavos, según la fiscal.

EFE

El acusado, Mohamed Kargbo, se conformó con esta pena tras llegar a un acuerdo entre las partes y modificar la fiscal de Extranjería, Teseida García, sus conclusiones iniciales. Le acusó como cómplice de promoción y favorecimiento a la inmigración ilegal, en lugar de autor. Kargbo es el décimo acusado que ha sido enjuiciado de los diecinueve miembros de la tripulación que fueron procesados, después de que el Tribunal Supremo ordenara celebrar de nuevo el juicio tras anular la sentencia de la Audiencia de Las Palmas que los absolvió a todos en 2007, por entender que competía a la jurisdicción internacional. Ocho más. Aún quedan por juzgar ocho de los tripulantes que están en búsqueda y captura. El capitán murió cuando estaba preso en Salto del Negro. El buque, que estaba en un estado «deplorable», según el escrito de la fiscal, partió el 20 de diciembre de 2003 de Freetown, Sierra Leona, y en aguas de Senegal embarcó a los inmigrantes, quienes pagaron cada uno 1.000 euros por el viaje. Antes de llegar a Canarias, el barco, con bandera caribeña de San Vicente y Granadinas, se dirigió a la isla de Sal, en Cabo Verde, donde ocultó a las autoridades de ese país la carga humana que transportaba e hizo creer que se dirigía a Holanda. El 26 de enero de 2004 reemprendió su viaje a Gran Canaria, hasta donde llegó remolcado el 1 de febrero de 2004, tras sufrir una vía de agua y quedar sin combustible. El acusado, aunque ha aceptado la pena, ha manifestado al tribunal que no tiene «ninguna responsabilidad» en relación a los hechos. Su abogado, Gustavo Santana, expresó a un grupo de periodistas su satisfacción por el acuerdo, ya que los otros nueve acusados que ya han sido juzgados fueron condenados a ocho años y un día de prisión. Además, ha confiado en que su defendido, en caso de ir a la cárcel, sea por un periodo corto, pues, al igual que el resto de los imputados, permaneció tres años en prisión provisional y, además, carece de antecedentes, como los otros imputados. Así mismo, Santana ha dicho que la reducción de la pena también se ha producido por la dilación indebida. El pasaje del T.M. Conakry fue «materialmente encerrado» en distintos compartimentos del barco, a proa y ambos lados de la nave, dormía en rígidas esteras de palma, y para la ventilación disponía de pequeños ventanucos enrejados o claraboyas impracticables.

Temas

Juicio