Ramírez entrega en el juzgado una conversación en la que el juez Alba conspira contra Rosell

El empresario grancanario Miguel Ángel Ramírez, propietario de Seguridad Integral Canaria, entregó en la mañana de este miércoles a la autoridad judicial una grabación realizada por él mismo antes de que estallara el escándalo de Victoria Rosell en la que el juez que presentó pruebas contra ella, Salvador Alba, le confiesa su ánimo de acabar con la carrera de la hoy exdiputada de Podemos.

La grabación -y su transcripción, de más de 20 folios- corresponde a una charla extraoficial que Miguel Ángel Ramírez tuvo con el juez Alba mientras este ocupaba interinamente el puesto de Rosell. En la misma, Alba, supuestamente, ofrece a Ramírez toda suerte de favores procesales si imputa a Rosell actividades irregulares.