Rajoy tacha de "coñazo" el desfile del 12 de octubre

11/10/2008

Una vez más los indiscretos micrófonos. Mariano Rajoy, en una confidencia distendida al líder de los 'populares' andaluces Javier Arenas, tachó de "coñazo" el desfile que las Fuerzas Armadas con motivo del 12 de octubre. El presidente del PP, que hace un año pidió a la ciudadanía que celebrara la Fiesta Nacional, se apresuró a enviar un comunicado para rectificar, pero no pudo frenar las críticas.

"Mañana tengo el coñazo del desfile en fin, un plan apasionante", fue la frase exacta que Rajoy pronunció poco antes de que la vicesecretaria general de Organización del partido, Ana Mato, tomara la palabra en la clausura en la XIII Unión Interparlamentaria Popular que se celebra en La Coruña. El 'número1' de los 'populares' charlaba animadamente con Arenas en la mesa presidencial, ajenos ambos a que, aunque el acto no había comenzado, los micrófonos estaban funcionando y conectados a las mesas de sonido donde 'pinchan' los medios de comunicación.

Javier Arenas le preguntó al presidente por sus planes el fin de semana en su Galicia natal, sabedor de que el domingo tenía que estar de vuelta en Madrid para participar en la marcha militar y la posterior recepción en el Palacio Real con los Monarcas. Mariano Rajoy le explicó que después del acto tenían que desplazarse a Lugo para otro compromiso para luego volver a la capital de España. Fue entonces cuando confesó lo poco que le apetecía ver desfilar a los ejércitos en el Paseo de la Castellana el fin de semana, acompañando a los Reyes.

Comunicado

El presidente del PP, ajeno al revuelo mediático que su confidencia a Arenas había provocado, intervino en el acto tal y como estaba previsto. Al final del mismo fue cuando sus colaboradores le informaron que sus propuestas contra la crisis habían sido eclipsadas por su indiscreto comentario. El equipo de la calle Génova se movilizó de inmediato y ante de las 15:00 horas envió un comunicado personal de Mariano Rajoy para intentar calmar las aguas en el que el líder del PP aseguró que sus palabras era una simple "expresión coloquial propia de una conversación de ámbito privado que ha transcendido de ese ámbito privado al público".

"Para despejar cualquier duda o mala interpretación, quiero reiterar mi postura ya conocida de máximo respeto, afecto y apoyo a nuestras Fuerzas Armadas, así como a la celebración de la Fiesta Nacional", señaló Rajoy, quien aprovechó el comunicado para "animar, otro año más, a todos los españoles, a celebrar con entusiasmo la fecha que nos recuerda nuestra convivencia en común".