¿Quién es María Antonia Torres?

01/03/2006

María Antonia Torres González, maestra de profesión, llegó al Ayuntamiento de Telde en 1987 al salir elegida concejala de Alianza Popular. En aquellos comicios, AP consiguió tres ediles y Torres, la tercera de la listas tras Claudio Ojeda y Francisco Artiles, se hizo cargo con apenas 31 años de las delegaciones de Enseñanza y Promoción de la Mujer en el gobierno del llamado Pacto de Avance Democrático (1987-1991), una coalición de cuatro partido (ICU, PSOE, CDS y AP) que desplazó a Francisco Santiago de la Alcaldía y colocó en su puesto a Marcelino Galindo.

En 1995, encabezó la lista del PP de Telde al Consistorio y logró ocho actas de concejales para su partido, pero la reedición de un gobierno presidido por Santiago colocó a Torres y a su grupo político fuera del poder municipal, al que no retornaría después las elecciones de 2003. Siendo concejal de la oposición, el entonces edil de Urbanismo, Juan Rodríguez Betancor (ICAN), le echó en cara en un pleno su implicación en un supuesto affaire conocido como las cuentas de la leche durante su etapa como responsable de Enseñanza.

La entonces líder del PP en la ciudad, Torres compaginó sus escaños en la oposición con consejera del Cabildo grancanario, institución en la que se vio implicada también en presuntas irregularidades durante la presidencia de María Eugenia Márquez que motivaron que fuera separada temporalmente de sus funciones.

Desde junio de 2003, la conformación del pacto PP-Ciuca convierte a Torres, en su calidad de máxima dirigente del Partido Popular de Telde, en uno de los pilares del nuevo gobierno municipal al asumir responsabilidades como Obras Públicas y Contratación que maneja un porcentaje importante del presupuesto del Consistorio teldense. La gestión de la también consejera de la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (Urvitel) ha estado siempre en el punto de mira de la oposición, que han visto en ella a una persona que se mueve "más por intereses particulares que generales", expresión que utiliza frecuentemente en sus comparecencias públicas el portavoz de Nueva Canarias, Ildefonso Jiménez, para criticar las permutas y las operaciones de venta de suelo promovidas por el Consistorio.

Torres, de carácter impulsivo, suele recurrir al aforismo “cree el ladrón que todos son de su condición” para sacudirse las acusaciones veladas de la oposición nacionalista. En mayo de 2005 dejó la presidencia del PP de Telde y apoyó para su relevo a Mari Carmen Castellano, actual concejala de Desarrollo Local y Pymes.