Queman siete contenedores en Escaleritas

C.S.B.

Los vecinos de la calle Moratín, en Las Palmas de Gran Canaria, siguen con el miedo Sobre las 2.00 horas de la madrugada del pasado miércoles, saltaban todas las alarmas en el barrio al ver cómo la calle se llenaba de una ingente cantidad de humo. El foco del incendio estaba en la quema de siete contenedores en las calles Moratín, Carlos M. Blandy y Real del Castillo. El fuego provocado, al parecer, por un grupo de jóvenes de ideología antisistema, afectó a la fachada de un bloque de viviendas, derritiendo las persianas del primer piso y rompiendo cristales.

«Las llamas llegaban hasta la cuarta planta, estaba toda la calle llena de humo y no se veía nada. Por un momento pensábamos que habría una tragedia. Del calor se soltó la unión de varias baldosas de la fachada», apuntó ayer Miguel Ángel, vecino y afectado. No conformes con prenderle fuego a los cinco contenedores de este punto de la calle Moratín, el grupo de vándalos la emprendió a pedradas contra el cristal de una entidad bancaria y le prendió fuego a otros tres contenedores, de papel, de plástico y uno de basura orgánica. «Vivo en la calle paralela y me despertó el fuerte olor a humo. Lo llenaba todo. Es la primera vez que pasa esto y espero que la última», añadía Lali.

A primera hora de la mañana del miércoles los efectivos del Servicio de Limpieza retiraron los restos de los contenedores y procedieron a baldearon la zona. Siete horas después, el olor a humo y el miedo de los vecinos seguía latente. La fachada del inmueble amaneció con pintadas anarquistas.