Queda prohibido ir con el caballo a la playa en Arucas

El derecho al disfrute del tiempo libre choca muchas veces con el derecho al descanso de otros. El alcalde de Arucas, José María Ponce, preocupado por el tema, ha hecho público un bando sobre calidad medioambiental, el uso de las playas, el ruido, el tráfico y los animales.

Cosas que hasta ahora son normales en Arucas, deberán dejar de serlo, o los ciudadano se exponen a ser multados por la Policía Local, sobre todo si se pone en práctica de forma estricta el Bando de Calidad Medioambiental con Prohibiciones y Prescripciones en el Municipio de Arucas, publicado ayer en el Boletín Oficial de Las Palmas.

El alcalde, José María Ponce, preguntado por este periódico, asegura que se trata de concienciar a la gente de que ciertas actitudes no son posibles, «sobre todo de cara al futuro paseo marítimo». Y es que en lo que se refiere al disfrute de las playas de Arucas, «no se permite utilizar las aceras y paseos marítimos como solarium», pero tampoco está permitida «la presencia de perros, gatos o cualquier animal doméstico». Y es que, dice Ponce, que «hay quien ha ido con su caballo a la playa, al Puertillo». Y lo que se busca es que «la familia se sitúe en plena avenida, junto a la escalera, con la silla, la toalla y la piscina del niño».

Entre otras muchas cosas, el bando municipal establece que « no está permitido el uso de casetas y toldos» en las playas. Eso sí, dice Ponce que «todo está sujeto a la discreción de la Policía». Pero, en todo caso, el bando ha de cumplirse y los agentes se encargarán de que así sea. Y es que, asegura el alcalde, «son muchas las denuncias y quejas de ciudadanos que hemos recibido».

Temas

Arucas