Primera víctima del calor

31/07/2009

Un anciano de 74 años ha sido la primera víctima de las altas temperaturas que asolan a las islas, según informó ayer la Consejería de Sanidad, cuyos portavoces informan de dos ingresados a causa de lo mismo en Gran Canaria. El joven ingresado en Tenerife el miércoles por las mismas circunstancias continúa estable.

Veinticuatro horas. Ese es el tiempo estimado por los técnicos de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), para que el anticiclón de las Azores que lleva una semana dejando caer  sobre las Islas todo el rigor del aire caliente procedente de una bolsa en altura con origen en el continente africano, se aleje definitivamente y lleguen los vientos alisios para recuperar las temperaturas normales.

Los pronósticos apuntan que hoy seguirán las temperaturas máximas significativamente altas en Lanzarote, en Fuerteventura y en las medianías de las demás Islas, lo que significará que se alcancen temperaturas similares a las de ayer, de hasta 42-45 grados, aunque los más factible serán los registros de temperaturas de entre 38 y 39 grados, principalmente en las medianías y en el interior, en zonas orientadas al sur-suroeste. Significativo fue ayer también el dato de las temperaturas mínimas que, en lugares como la estación Meteorológica de El Milano, en Agüimes, sobrepasó los 34 grados centígrados, casi la temperatura normal en otros puntos de la Isla, como la capital.

La persistencia de las altas temperaturas sigue causando estragos en la agricultura de medianías. Según el presidente de la COAG, Rafael Hernández, «las pérdidas han sido cuantiosas, aunque todavía no las podemos evaluar, pero lo cierto es que esta situación climatológica ha hecho un daño terrible a los cultivos de medianías, y no sólo a los de superficie, sino también a la papa, que está bajo tierra a 18 grados y al sacarlas, con estas temperaturas, se pudren rápidamente, máxime cuando ahora mismo tenemos un remanente de siete millones de kilos.