Prakash une aventura y espiritualidad en un libro

ETIQUETAS:

Sagar Prakash (Tenerife, 1983) ha irrumpido en el panorama literario con un libro que recoge leyendas ligadas a distintas y ancestrales tradiciones orientales, engarzadas a través de una emocionante aventura. «Al mismo personaje le suceden todas las moralejas», explica el tinerfeño de raíces indias.

Sagar Prakash ha editado su primera novela Amagi a través de Suma de Letras, de la editorial Santillana. El camino no ha sido fácil. Invirtió seis años de su vida en darle forma a esta historia de aventuras. Luego, la colgó en el portal Amazon, en junio del año pasado. «Desapareció de las novedades editoriales en un par de horas. Después de ofrecer un producto de calidad, pensé que tenía que funcionar solo. Además, no quería gastar mi dinero si a la gente no le gustaba el libro. Lo que hice fue sacar fotos y poner frases bonitas del libro en las redes sociales», comenta sobre su aventura digital.

A partir de ahí, el nombre de su libro y sus pensamientos empezaron a inundar Facebook. «Un día puse una frase y, cuando me levanté al día siguiente, la habían visto miles de personas. Había sido compartida por 500. Me emocioné. Según crecían las visitas a Facebook, aumentaron las ventas y las visitas a mi blog», comenta el nuevo escritor, que vendió 1.700 libros a través de Amazon. A raíz de ahí, recibió ofertas de Mondadori, Ediciones B y Planeta, pero finalmente, optó por elegir la propuesta de Santillana.

Su libro reúne las leyendas y enseñanzas de distintas tradiciones orientales como el sufismo, el budismo y el hinduismo, así como del jasidismo, una rama que forma parte del judaísmo.

COMPONENTE ESPIRITUAL Y LAICO

«Tomé los cuentos de Baal Shem Tov, que recoge la sabiduría de esas tradiciones, e hice una sola historia», explica el joven autor Sagar Prakash, que tiene entre sus autores de cabecera a Rabindranath Tagore, Gibrán Khalil y el místico Osho. «El libro tiene un componente laico y espiritual. Ahora está de moda aquí, pero en Oriente esa espiritualidad forma parte de nuestra cultura», añade el escritor.

La novela arranca cuando el joven Yuseph Wahed abandona su hogar para intentar averiguar el significado de «Amagi», palabra que se le aparece en sueños.