PP, CC y PSOE defienden la implantación del gas y NC pide un debate

EFE

El PP, el PSOE y CC así como la consejera de Industria, Francisca Luengo, defendieron este miércoles el gas natural como combustible en la producción eléctrica mientras que Nueva Canarias mostró sus dudas porque podría retrasar la implantación de las energías renovables y pidió que no se implante "por decreto" sino que se decida tras un debate parlamentario.

Francisca Luengo, que compareció en el pleno del Parlamento para hablar de las plantas regasificadoras proyectadas en Gran canaria y Tenerife, pidió al portavoz de NC, Román Rodríguez, que no haga "discursos facilones" porque hoy en día no es posible el suministro eléctrico con energías renovables al 100 por cien, ni siquiera en El Hierro, porque siempre será necesario un respaldo con centrales alimentadas por combustibles fósiles.

La consejera indicó que la construcción de las plantas regasificadoras, en las que se gasificaría el gas licuado importado, está pendiente de decisiones del Ministerio de Industria y del Cabildo de Gran Canaria, en el caso de esa isla, donde aún la corporación insular no ha definido la ubicación.

En Tenerife, la planta regasificadora estará en el puerto de Granadilla, ya cuenta con la declaración de impacto ambiental y se ha adjudicado la redacción del proyecto.

Falta que la empresa Gascan traspase todos sus activos a Enagas, que será la empresa encargada de gestionar el gas en las islas, y también está pendiente que el Ministerio de Industria apruebe la tarifa de retribución, según explicó Francisca Luengo.

Roman Rodríguez replicó que la implantación del gas se decidió hace 25 años, pero hoy han cambiado las tecnologías y es posible que el gas no sea conveniente y suponga un freno al desarrollo de las energías renovables.

Por eso pidió que el modelo energético no lo imponga el Gobierno de Canarias "por decreto", algo que nadie entendería cuando por otro lado pide que la ciudadanía se pronuncie sobre las prospecciones petrolíferas, sino que se discuta en el Parlamento.

Señaló que en el propio Gobierno de Canarias hay voces contrarias al gas y aseguró que es una contradicción decir "no al petróleo, sí al referéndum, sí al gas y sí al gas por decreto".

La consejera replicó que nadie va a darle lecciones sobre las energías renovables y dijo que durante su mandato al frente de la Consejería se están poniendo las bases para que las energías limpias sean el 36 por ciento del suministro en Canarias en 2020, desde el 8 por ciento actual.

Las leyes y las directrices dicen que en Canarias se ha de implantar el gas y eso hay que respetarlo, dijo Francisca Luengo y retó a Román Rodríguez a que proponga un cambio legal pero con criterios técnicos solventes.

Manuel Fernández, del PP, se congratuló de que la consejera defienda la implantación del gas, que en su opinión debería estar funcionando como combustible de las centrales de ciclo combinado desde 2002, lo cual habría ahorrado 100 millones de euros anuales en la factura energética.

El gas es más barato que el gasóleo y que el fuel, menos contaminante y da mayor flexibilidad para la operatividad de las centrales, dijo Fernández, quien señaló que el único que el Gobierno de Canarias se opone al gas es un alto cargo "con un título muy largo", en referencia al comisionado para el Desarrollo del Autogobierno y las Reformas Institucionales, Fernando Ríos.

"No podemos frenar el gas otros quince años a la espera de que las renovables funcionen mejor, porque estamos tirando el dinero" con otros combustibles, advirtió Fernández, y subrayó que la inversión más costosa, que son las centrales de ciclo combinado y la construcción de los puertos, ya está hecha, por lo que sólo faltan las centrales regasificadoras.

El diputado de CC José Miguel González dijo que hay que ser realistas respecto a las energías renovables y por eso es necesario contar con un combustible como el gas como respaldo a la producción eléctrica.

"Es fundamental la introducción del gas y no contradice el propósito de promover las energías renovables", afirmó.

José Ignacio Álvaro Lavandera, del PSOE, coincidió en que la introducción del gas natural no es contradictorio con defender el desarrollo de las energías renovables.