Podemos pide en las Cortes derogar el permiso a Repsol

B. Hernández
B. HERNÁNDEZ

Podemos ha presentado en el Congreso una proposición no de ley (PNL) en la que demanda que se revoque "de forma urgente" el real decreto que concedía a Repsol las concesiones para realizar los sondeos, así como la suspensión de los permisos, que siguen vigentes a pesar de que la empresa abandonó los trabajos hace más de un año.

Los diputados canarios de Podemos Victoria Rosell, Alberto Rodríguez y Meri Pita presentaron recientemente una iniciativa parlamentaria en la que piden que se cierre el capítulo de las prospecciones petrolíferas en aguas cercanas a las Islas. Además, la proposición plantea que se inicie la tramitación para la declaración de un santuario internacional de cetáceos así como devolver el LIC del oriente y sur de Fuerteventura su extensión inicial, ya que el Ministerio de Agricultura en la anterior legislatura- dirigido por Miguel Arias Cañete, lo redujo practicamente a la mitad.

En su propuesta, los parlamentarios subrayan que la decisión del Gobierno de España de conceder las autorizaciones a Repsol se llevó a cabo "contra el criterio de los cabildos de Lanzarote y Fuerteventura, del Gobierno de Canarias y del Parlamento regional". Agrega que desde que se inició la tramitación de estas concesiones, el Partido Popular (PP) ha protagonizado uno de los episodios "más flagrantes de la historia política y democrática" de España al utilizar su mayoría absoluta para "imponer por la fuerza" al pueblo canario la ejecución de unas operaciones "de alto riesgo ambiental, en connivencia con multinacionales petroleras privadas y en claro detrimento del interés general".

Recuerda a este respecto que todas las dos iniciativas parlamentarias promovidas en el anterior mandato para suspender las prospecciones contaron con el respaldo mayoritario de todos los grupos "pero también con el rechazo del PP, que sistemáticamente impuso su mayoría para desestimarlas en favor de Repsol". En ambas ocasiones en que se debatió este asunto, contó con la abstención de UPyD.

A mediados de enero de 2015, dos meses después de haber iniciado los trabajos de exploración a 54 kilómetros de Fuerteventura, la petrolera anunció su retirada de la zona argumentando que los resultados no habían sido positivos tras realizar el primer sondeo. La formación morada señala en su proposición no de ley que la resolución del Ministerio de Industria establecía la obligatoriedad de proceder a un segundo pinchazo y, por tanto, existe un incumplimiento por parte de la empresa. Por este motivo, explica Podemos que se remite a la Ley de Hidrocarburos, la concesión otorgada "debería resultar invalidada", a pesar de que el Gobierno de España no ha procedido a su cancelación y archivo. En cambio, indica, mantiene la vigencia de las perforaciones hasta agosto de 2017, ya que Industria estableció un plazo de tres años de autorización a partir de la fecha en que se publicó en el BOE.

Por otro lado, los cabildos de Lanzarote y Fuerteventura han vuelto a aprobar mociones en el mismo sentido que la pnl de Podemos y con la oposición del Partido Popular. Esta misma iniciativa está en curso en otras corporaciones insulares y también en el Parlamento autonómico.