PEUGEOT. El 4008 ofrece una mezcla de sensaciones

El SUV muestra robustez, potencia y total seguridad, transmitiéndonos sentimientos de libertad y serenidad en la conducción

J.C.F.

Peugeot inicia la comercialización del nuevo 4008, un vehículo claramente posicionado en el universo SUV todoterreno. Llega para completar la gama de la marca en el segmento C, donde las siluetas TT ganan cada vez más peso. Sólo habrá una versión disponible, con un motor diésel de 150 caballos de potencia y una caja de cambios manual de seis velocidades. Su precio se sitúa en los 31.900 euros.

Nos encontramos ante un vehículo que tiene personalidad propia. Cuenta con todos los necesario para cautivar. Aúna robustez, potencia y seguridad para circular en todas las circunstancias, proporcionándonos sensaciones de libertad y una serenidad de conducción aumentadas. Habitable, compacto y manejable, se adapta perfectamente al ámbito de las grandes urbes.

Los diseñadores de Peugeot han querido dotar al 4008 de una fuerte personalidad en sintonía con el universo de la marca. Reto conseguido.Tan sólo basta un simple vistazo para apreciar la originalidad de su diseño y la presencia de los nuevos códigos de estilo del fabricante francés, como la parrilla flotante o la forma felina de los grupos ópticos.

Éste es un modelo francés-japonés, fruto de la cooperación del conocido grupo galo PSA con Mitsubishi. Asimismo, se comercializa con un motor 1.8 HDi de 150 caballos de potencia, 4x4 y dotado de la tecnología eficiente Stop&Start, y con un nivel de acabado Allure.

En la versión con tracción integral con gestión electrónica, se pueden seleccionar tres modos de transmisión. El 2WD (dos ruedas motrices) corresponde a una utilización sobre asfalto seco donde el conductor estime que no habrá pérdida de adherencia. Entonces, el coche funciona únicamente con tracción delantera para bajar el consumo.

Por otra parte, el modo 4WD (cuatro ruedas motrices) es para el uso normal del vehículo. En él, la centralita se encarga de repartir de manera óptima el par entre los dos ejes. De esta manera, se asegura un comportamiento perfecto del coche independientemente de las condiciones de adherencia.

El modo de bloqueo de las cuatro ruedas motrices (lock) debe utilizarse sólo en condiciones de baja adherencia. En este caso, la transmisión a las cuatro ruedas es permanente, con una distribución de par más importante a las ruedas traseras que en el modo 4WD.

Este tipo de transmisión supondrá más del 80% del volumen de ventas del 4008. El nuevo SUV de Peugeot será, en efecto, ofrecido únicamente en versión 4x4 en determinados países, entre ellos, los del continente europeo.