Panamá se apunta a internet gratis

12/09/2009

El Gobierno de Panamá impulsa un proyecto que lo coloca a la vanguardia en Latinoamérica para dotar de Internet gratis a los panameños a través de una señal abierta y con tecnología inalámbrica, a partir de octubre próximo.

El secretario de innovación gubernamental, Eduardo Jaén, dijo a EFE que el proyecto de la "red nacional de acceso a internet" fue aprobado en agosto pasado y adjudicada el 2 de septiembre en una propuesta por mejor valor a la empresa panameña Liberty Technology Corp., por un monto de 25,5 millones de dólares.

Explicó que otras dos empresas hicieron propuestas, pero las presentadas por Liberty resultaron más atractivas porque incluyen 405 puntos de conexión incluso en áreas indígenas.

Los fondos para esta propuesta saldrán en parte del 1 por ciento de los ingresos que las empresas de telecomunicaciones tienen que aportar al Estado, en virtud de las reglas que se establecieron con la privatización de este sector al final de los años 90.

El Gobierno espera que la red empiece a funcionar el 10 de octubre próximo en diez ciudades y 200 puntos de acceso para beneficiar a 1,5 millones de panameños en su primera fase.

El programa contempla llegar cuando esté en pleno funcionamiento a 2,3 millones de los alrededor de 3,3 millones de panameños.

Entre los puntos de conexión están escuelas, centros de salud, parques y sitios de interés turístico, bibliotecas, centros deportivos, las estaciones de bomberos, la Policía, hospitales y entidades de formación y capacitación educativa gubernamentales.

"Este es un proyecto que realmente va dirigido al estrato con menos posibilidades económicas del país para darle acceso al mundo del ciberespacio y para reducir la brecha digital que existe, sobre todo entre los centros urbanos y el sector rural del país", expresó Jaén.

El plan, según el funcionario, está orientado a que los estudiantes puedan tener una herramienta para acceder a portales internacionales para sus tareas e investigaciones.

La segunda fase incluirá siete centros de conexión en la comarca indígena Ngobe Buglé, al oeste de la ciudad de Panamá, y otros dos en la Comarca Embera, al este de la capital, al igual que la de Kuna Yala, al noroeste del país en la frontera con Colombia.

El funcionario destacó que es la primera vez que se incluyen en un proyecto como éste los territorios de las poblaciones originarias, que son las áreas "más apartadas, menos accesibles y con menos conectividad".

Jaén detalló que la plataforma tecnológica inalámbrica que se utilizará para la red nacional de acceso a Internet es la misma que se ha utilizado en la ciudad estadounidense de Baltimore.

"Ningún país de Centroamérica ha anunciado un proyecto de esta envergadura, y vamos a ser los primeros en Latinoamérica en contar con un sistema de estos a nivel nacional", destacó Jaén.

Reconoció que hay países donde existen modelos similares pero sólo para ciertas ciudades, como Uruguay, "que lo tienen nada más para puntos focales de concentración urbana o turística".

"Nosotros lo tenemos a nivel nacional, y nuestro enfoque esencialmente es social", subrayó.

Afirmó que lo que brinda "mucha confianza" a este proyecto es la capacidad de la empresa contratista que se adjudicó el contrato a cinco años, ya que está respaldada en el diseño de la red y el equipamiento por las compañías tecnológicas estadounidenses Cisco Systems e Intel.

También aclaró que el proyecto no riñe con la empresa privada porque está orientado a brindar acceso básico a Internet en el ámbito nacional pero no a altas velocidades, con un límite de velocidad de 256 Kbps en su primera fase y la posibilidad de crecer a 512 Kbps.

Agregó que la experiencia indica que los jóvenes y las familias van a tener demanda por mejores y mayores servicios, como una mayor velocidad, y esto de alguna manera incentivará a que la empresa privada se los ofrezca a precios competitivos.