Otro pino centenario, el de La Lajilla, está a punto de caerse

04/02/2008

La Asociación de Vecinos de Ayagaures-Amigos de Pilancones y la Plataforma Más Nunca, los mismos que advirtieron hace tres meses del peligro que corría el pino de Pilancones, avisan ahora del lamentable estado en que se encuentra su vecino de La Lajilla.

Portavoces de las dos organizaciones, que estuvieron el pasado domingo en Pilancones, entre otras cosas para reponer el libro de recibimiento en el tocón que queda del gigante vegetal caído la pasada semana, denuncian la posible caída de otro ejemplar importante de pino canario, que se encuentra a menos de 700 metros del ya caído pino de Pilancones.

Según estos portavoces, el pino de La Lajilla, también centenario, está llamado a ser el relevo simbólico del de Pilancones, ya que tiene unos 25 metros de altura y un diámetro de más de 4,20 metros a un metro de altura.
Este pino fue pasto de las llamas el pasado verano, cebándose las mismas en su base, haciendo mayor la oquedad que tenía desde hace muchos años y carbonizándole algunas de sus raíces. Los especialistas destacan también la gran inclinación que presenta, así como las grietas aparecidas tras el fuego que asoló la zona, grietas que también fueron detectadas por estas mismas personas en el pino de Pilancones hace unos tres meses.
Vecinos y ecologistas han vuelto a reiterar ayer que «antes de que las administraciones públicas nos vuelvan a engañar con el término de los ciclos vitales, con día fijado y casi con la horas, hemos de decir que los biólogos han dejado constancia de que este ejemplar de La Lajila está muy vivo, aunque su recuperación parecer más lenta, debido al daño que le causó el fuego, pero no hay duda de que está vivo y se puede salvar aún».

Monumento

Los vecinos de Ayagaures no tienen demasiado claro aún qué proyecto sería el más conveniente para crear el monumento con el que honrar al pino de Pilancones.

En principio proponen al Cabildo de Gran Canaria que ese tributo sea creado en el mismo lugar en el que yacen los restos del coloso centenario. Si en este lugar no fuera posible sugieren que el proyecto a realizar entonces sea su traslado hasta el mismo núcleo poblado de Ayagaures, en un espacio con el que dicen contar para dar salida a la iniciativa.

Los vecinos exigen de las autoridades que no se demoren en el tiempo las respuestas y que se pongan en marcha cuanto antes las obras para salvaguardar los restos del majestuoso árbol, antes de que alguien tenga la tentación de hacerlo leña.