'Orion' reinona del Olimpo

02/02/2008
ETIQUETAS:

Se llevó el cetro, la corona y al público entero. La drag Orion, con la fantasía Mutación, la otra cara del mimo, se coronó anoche como reinona del Carnaval del Olimpo 2008 de Las Palmas de Gran Canaria, gracias a una transgresora puesta en escena que el jurado consideró la mejor.

Muy cerca se colocó Drag Neo, con la fantasía Majestic, y representado a Pikogran y Mueble Amaranto. El tercero, Tunte Drag, que lució la fantasí Soy Drag-cula, en representación de restaurante grill La Casa Vieja de Maspalomas y terraza El Rincón de Maspalomas.

Fue el colofón de una gala que antes de comenzar ya se vivía entre el público. En escena como primer plato, todos los candidatos que no pasaron la selección, que dieron entrada a Kimba Ébola, dueña de la obertura con un reclamo a todos los mortales.

La Terremoto de Alcorcón surgió del Olimpo para interpretar la canción del Carnaval, pero el clamor popular vino con la entrada sobre un divino diván de Jorge Cadaval. Ahí se encontró con todos los dioses y semidioses del Olimpo drag, desde Hermes hasta Dionisio.

Fallecido

La nota trágica la protagonizó un vigilante jurado que falleció mientras realizaba sus labores de vigilancia durante el transcurso de la gala drag. El suceso pasó desapercibido para las 4.000 personas asistentes al evento, que siguieron disfrutando del espectáculo, mientas su cadáver fue trasladado. Durante el momento crítico de la noche, el segundo bloque de aspirantes a reinonas del carnaval se paseaba por el Olimpo drag.

La música disco fue uno de los hilos conductores de toda la gala, amenizando a las 4.000 personas asistentes a la elección durante los cortes de publicidad y los descansos pertinentes. El Parque de Santa Catalina consiguió vibrar durante las tres horas de duración de la gala más esperada de las carnestolendas.

Los vítores de la gente durante toda la gala dió una idea de las ganas de los asistentes por disfrutar de los excesos de la noche. La actuación de la mexicana Gloria Trevi junto con el momento más transgresor protagonizado por Ru Paul, pusieron el broche final a una gala que una vez más cautivó a sus adeptos.