Ordenan la paralización de vertidos de la desaladora de Anfi Tauro

21/05/2007

La Agencia de Protección del Medio Urbano y Natural ha sancionado a Anfi Tauro S.A. con una multa que podría ascender a 300.506 euros y ordenado la paralización de los vertidos de su desaladora a la Playa de Tauro tras una denuncia presentada por Los Verdes en julio de 2005.

ETIQUETAS:

Así lo anunció hoy en un comunicado el candidato de Los Verdes a la Alcaldía de Mogán, Francisco Ojeda, quien recordó que esta formación denunció en julio de 2005 ante la Agencia de Protección del Medio Urbano y Natural, el SEPRONA y la Policía Local de Mogán la existencia en la Playa de Tauro de una desaladora en pleno espacio público marítimo terrestre cuyo efluente de salmuera era vertido directamente a la playa.

En la denuncia, Los Verdes también alertaban de que se estaba dañando el arbolado de la Playa de Tauro debido a la humareda procedente de un generador eléctrico presente en las mencionadas instalaciones.

La agencia de Protección del Medio Urbano y Natural comunicó hoy a Los Verdes que considera a Anfi Tauro S.A. responsable de un vertido continuado al mar de las aguas de rechazo de la desaladora "sin contar con la preceptiva autorización que establece la Ley de Costas".

En su resolución, la Agencia recuerda que ya había impuesto una multa de 6.010,12 euros a la misma entidad por el mismo motivo en 2004 y que la nueva sanción podría ascender a 300.506,05 euros.

Según Domingo Afonso, candidato de Los Verdes al Cabildo de Gran Canaria, "a pesar de las reiteradas denuncias y de la sanción impuesta la desaladora ha seguido operando hasta la fecha con total impunidad, ocupando un espacio público y vertiendo la salmuera a la playa".

En su opinión, "esto no hubiese sido posible sin el amparo del Partido Popular, tanto desde el Ayuntamiento de Mogán como desde el Cabildo de Gran Canaria".

Para Francisco Ojeda "no hay derecho a lo que está haciendo una empresa privada en la playa de Tauro, que presenta un estado lamentable como consecuencia de las obras de urbanización que se están desarrollando en la misma y la presencia de grandes rocas en las laderas de la playa, originadas por los desmontes, lo que representa un gravísimo riesgo para la vida de los usuarios de la playa".