Oramas (CC) ve "injusto el linchamiento" al que se somete a la ministra Mato

13/02/2013
ETIQUETAS:

 La ministra de Sanidad, Ana Mato, ha salido "contenta" del Congreso tras haber recibido muestras de apoyo de varios diputados, algunos de ellos de la oposición como el portavoz de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, o la diputada de CC Ana Oramas e incluso algunos parlamentarios socialistas.

Ana Oramas ha confirmado a Efe que ha mantenido una breve conversación con la ministra en la que le ha transmitido ánimos porque, ha explicado, "una cosa es la política y otra las relaciones personales", y además considera "injusto" el "linchamiento al que la están sometiendo".

En la sesión de control del Gobierno, Mato ha tenido que contestar a una pregunta del PSOE sobre si debe permanecer en el cargo tras el último informe policial del caso Gürtel que aporta nuevos datos de gastos de viajes y regalos pagados por esta red al exmarido de la ministra, en algunos de los cuales ella aparece como receptora.

En su respuesta al diputado socialista Eduardo Madina, Mato ha asegurado que "en ningún momento" se ha planteado presentar su dimisión y ha dicho que cuenta con la confianza del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, además de señalar que la "infamia" no le va a doblegar.

Mato ha tardado en dejar el hemiciclo porque, según las mismas fuentes, se ha parado a hablar con varios diputados, entre ellos el portavoz de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, y la diputada de Coalición Canaria Ana Oramas.

Fuentes de CiU han explicado a Efe que los ánimos que le ha dado Duran a Mato han sido de carácter estrictamente personal y sin entrar en cuestiones políticas.

Desde el entorno de la ministra se asegura que también ha recibido muestras de apoyo de algunos diputados del PSOE, aunque fuentes del grupo socialista no han podido confirmar este extremo ni quiénes de sus parlamentarios han hablado con la ministra en la sesión de hoy.

Una sesión que se ha producido en la misma jornada en la que el exmarido de Mato, Jesús Sepúlveda, ha defendido la inocencia de su exesposa en declaraciones a los periodistas tras negarse a declarar ante el juez Pablo Ruz por los pagos irregulares que supuestamente hizo la red Gürtel a él y su familia entre los años 2000 y 2005.

Sepúlveda ha subrayado que su exmujer "es inocente" y que no debe dimitir de su cargo.