Optimismo en la clausura del II Encuentro de Novela Negra

11/02/2006

Unas 150 personas, entre escritores, editores, libreros y lectores se reunieron este sábado en la Librería Negra y Criminal situada en el popular barrio de la Barceloneta para clausurar el II Encuentro de Novela Negra y de Misterio que se ha celebrado durante toda la semana en la capital catalana. El evento, que fue iniciativa del Ayuntamiento de Barcelona, reunió a 27 autores del género policiaco españoles y de diversos países como Francia, Italia, Argentina, Reino Unido, Alemania y Cuba, y contó con la presencia de un numeroso público de todas las edades, desde estudiantes de enseñanza media y universitarios hasta jubilados.

El denominador común de todos ellos ha sido el interés por un género novelístico como el policiaco que en España, hasta hace pocos años, era denostado por la crítica literaria. La Librería Negra y Criminal de Barcelona, cuyo propietario, Paco Camarasa, ha sido el comisario del encuentro, se convirtió durante varias horas en un espacio de diversión, donde el vino tinto corrió a raudales y se codeó con la alegría y las risas, las charlas acaloradas sobre diversos aspectos de la novela policíaca, los brindis en la calle, la venta de libros y las entrevistas periodísticas. Autores tan conocidos del género negro español como José Carlos Somoza, Francisco González Ledesma -que ha sido galardonado con el Premio Pepe Carvalho por su contribución decisiva a la novela policíaca- y Andreu Martín firmaron autógrafos y charlaron amistosamente con el público.

Tampoco faltaron los chistes y las bromas un tanta macabras y las alusiones a famosos crímenes y criminales de la historia. "Hemos venido aquí a conocernos mejor, y estamos muy contentos de poder hablar con los lectores", le decía Andreu Martín a una señora mayor, un tanto despistada, que acababa de comprar una de sus novelas.

Un joven de origen argentino buscaba desesperadamente a Alicia Giménez Bartlett, porque, según dijo, "quiero entregarle una historia que he escrito, ya que quiero dedicarme a la novela negra y me gusta mucho esta escritora".

Nuevos autores

Paco Camarasa expresó su "enorme satisfacción" por el desarrollo del evento y lo calificó de "muy" positivo. "Hemos reunido a mucho público, la gente está muy contenta, los debates han sido animados e interesantes. El público ha respondido bien, los medios de comunicación también y Barcelona ha demostrado que es una ciudad que puede hacer un festival de novela negra en invierno, sin ningún problema".

El comisario del encuentro explicó que se ha querido apostar por nuevas realidades y nuevos autores. "Nos hemos puesto en contacto con las editoriales para que nos trajeran algunos autores consagrados, pero hemos reunido en gran medida a escritores españoles y extranjeros que no son muy conocidos; algunos extranjeros incluso acaban de publicar su primera novela en España". El objetivo, agregó, "ha sido promocionar el género y las nuevos autores".

El comisario del evento no pudo ocultar su alegría por el éxito. "Aunque todavía hay mucha gente que piensa que el género negro y criminal es de segunda fila, celebro que los escritores que cultivan este tipo de novelas hayan salido poco a poco de las catacumbas y os lectores del armnario". Aún así, recalcó que todavía "queda un largo camino que recorrer". Camarasa, parafraseando a Rick, el personaje de Humphrey Bogart en la película 'Casablanca', vaticinó: "Puede ser el inicio de un largo camino y de una larga amistad entre los autores".