Once de los dieciséis cargos públicos del PP piden una gestora en la Isla

02/04/2017

Once de los dieciséis cargos públicos del PP en Fuerteventura dan un paso adelante para reclamar «la dimisión inmediata» de la presidenta insular del partido, Águeda Montelongo, y de su secretario insular, Carlos Figueroa, tras la purga masiva de afiliados que han puesto en marcha esta misma semana.

El hoy amplio sector antonista del PP majorero solicitaba ayer que, en caso de que Montelongo y Figueroa se nieguen a presentar sus dimisiones, la dirección regional del PP disuelva a la ejecutiva insular y nombre «una comisión gestora que gobierne transitoriamente al partido hasta que se esté en condiciones de celebrar un congreso insular transparente, neutral y en igualdad de condiciones para todos los candidatos que se quieran presentar a presidir el PP en la Isla», explicó la edila de Tuineje Esther Hernández, quien habló como portavoz de los once cargos públicos que dan la espalda a Montelongo.

Hernández dijo que retiran la confianza a Montelongo y Figueroa «por las formas, decisiones y maneras de dirigir al PP», y porque «con sus actitudes y actos autoritarios solo promueven la división de un partido que cada día pierde más afiliados, militantes y simpatizantes y que ha perdido el respaldo de gran parte de la sociedad majorera».

También recordó que, en el congreso regional del PP, los once apoyaron al hoy presidente del partido en Canarias y que los militantes majoreros les respaldaron en esa apuesta el pasado 2 de marzo, «ganando también la candidatura de Asier Antona en Fuerteventura». Sin embargo, en ese congreso regional, «la dirección insular quiso impedir y obstaculizar la participación de los afiliados con un cúmulo de actuaciones irregulares que han sido denunciadas ante la dirección regional del partido, hechos que continúan produciéndose de cara a la celebración del congreso insular», finalizó Hernández.

El presidente del PP en Pájara, Domingo Pérez, ha iniciado contactos con sectores del partido para buscar «un candidato de consenso» que haga frente a Montelongo. «Aún no lo tenemos, pero estamos en contacto todos y vamos a buscarlo para tener unidad, que es lo que necesita esta organización», dijo.

El senador Claudio Gutiérrez dijo que hay que defender la marca del partido y no los personalismos. Critico las expulsiones llevadas a cabo por Montelongo y Figueroa: «Nosotros somos cargos públicos, pero es gracias a militantes y votantes que estamos aquí y es a todos ellos a quienes nos debemos».

La diputada Celia Alberto dijo que las expulsiones «obedecen más a una criba que a cualquier otra cosa a las puertas del congreso». Alberto pidió la intervención de la dirección regional del PP «para garantizar la libertad del congreso de Fuerteventura y que se respeten los derechos de todos los afiliados».

Según la edila de Puerto del Rosario Jessica de León, todos los afiliados que han sido expulsados «tienen el denominador común de que han votado a Asier Antona en el congreso regional». Asegura que hace falta la gestora para «evitar las malas mañas» de Figueroa y Montelongo en el congreso insular.

Sin control de los comités locales. A Águeda Montelongo casi no le quedan amigos en el partido. De todos los comités locales del PP solo conserva lealtades en Antigua. Tampoco la apoyan los otros dos consejeros del PP que se sientan con ella en el pleno del Cabildo: ni el senador y consejero Claudio Gutiérrez, que en otros tiempos fuera uno de sus máximos aliados; ni el consejero Francisco Artiles, también edil en Tuineje. La diputada majorera por Las Palmas en el Congreso, Celia Alberto, también ha dado un paso al frente para retirar su apoyo a Montelongo, cuyo único fiel parece seguir siendo su secretario insular, Carlos Figueroa.

Política «cortar cabezas» y pérdida de lealtades. Entre los antonistas majoreros apuntan a la política de «cortar cabezas» de la ejecutiva insular como una de las causas de la desbandada en masa de lealtades hacia el aparato del partido en la Isla. Destacan las maniobras de Carlos Figueroa para quitarle la portavocía del PP en el Consistorio de Puerto del Rosario a Jéssica de León tras presentarla como candidata, o, el pasado verano, el expediente de expulsión abierto al presidente del PP en Pájara, Domingo Pérez, archivado después por el comité regional de derechos y garantías.

En busca de nuevo presidente. Entre los rebeldes a la ejecutiva insular del PP ya se desarrollan contactos entre los diferentes sectores del partido para presentar «un candidato alternativo de consenso» a Montelongo en el próximo congreso insular. De momento, guardan silencio y prefieren no aventurarse a dar posibles nombres, pero en todos los mentideros de la política se habla del que fuera parlamentario regional la pasada legislatura, Fernando Enseñat, fulminado por Montelongo en las listas electorales en los últimos comicios; así como del senador, Claudio Gutiérrez, o de la diputada por Las Palmas, Celia Alberto.