Ofensiva internacional de Clavijo para vender el REF

B. Hernández
B. HERNÁNDEZ

El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, ha iniciado una ronda de contactos a nivel internacional para vender las oportunidades que ofrece el nuevo REF fiscal. Para ello, está apoyándose en el soporte que ofrecen la red de embajadas, así como las oficinas económicas y comerciales.

Clavijo se está dirigiendo por carta a representantes del Gobierno español en el extranjero, así como a embajadores de distintos países en España para darles a conocer y concertar apoyos para «un proyecto fundamental en el desarrollo de la economía canaria», como son los nuevos aspectos fiscales del Régimen Económico y Fiscal (REF). Cumple de esta forma un mandato del Parlamento de Canarias, en coordinación con el Gobierno de España y la UE.

El objetivo del presidente es exponer de forma directa a los inversores -y contando con estos apoyos-, las oportunidades de inversión en las Islas, así como la promoción de Canarias como plataforma para el comercio y la cooperación con África.

En su carta, Clavijo explica que el Archipiélago, como territorio de la Unión Europea, ofrece las infraestructuras y la seguridad jurídica necesaria para ser utilizado por empresas extranjeras como puerta de entrada al continente africano. En este sentido, apunta que Canarias aspira a ejercer el papel de hub de las firmas que inviertan en África, y ofrece para ello su red de puertos y aeropuertos internacionales como base de las operaciones comerciales.

Detalla que Canarias cuenta con las infraestructuras, la red de servicios públicos y las garantías jurídicas necesarias para ser un referente en el Atlántico medio. Entre las ventajas que ofrece el Archipiélago, Clavijo enumera la moderna red de puertos y aeropuertos, una importante oferta de vuelos regulares con Europa y una creciente red de centros de estudios e investigación, además de un sistema de servicios públicos solvente. Sin embargo, reconoce que entre las carencias que tienen las Islas de cara al objetivo de ser enlace de estas empresas con el continente vecino, figura que "no hemos sido capaces de articular una política que permita que las islas se conviertan en una plataforma de apoyo para las empresas europeas y americanas que invierten en África".