Objetivo: Arrecife capital de la biosfera

02/12/2016

Cabildo y Ayuntamiento de Arrecife mostraron este jueves, en el seno del Consejo de la Reserva de la Biosfera, el compromiso de sus dirigentes de colaborar para hacer de la ciudad, se dijo, la capital de la biosfera, gracias al proyecto encargado al arquitecto y urbanista Juan Palop que ayer se presentó.

El día de ayer puede ser clave para el futuro de Arrecife, si se lleva a la práctica el compromiso de colaboración mutua manifestado tanto por la alcaldesa de la ciudad, Eva de Anta; como por el presidente del Cabildo, Pedro San Ginés, de trabajar conjuntamente en aras de cambiar la capital para mejor. El compromiso parte de la iniciativa impulsada por el propio Cabildo, que ha contratado los servicios del prestigioso arquitecto y urbanista Juan Palop para diseñar un tipo de ciudad de futuro, amable para las personas.

En principio, como explicó el presidente cabildicio, dinero hay para acometer las infraestructuras necesaria, indicó San Ginés; y solo falta que el Ayuntamiento, que es el que tiene la última palabra en materia de urbanismo en la capital, acceda a recibir esta ayuda, algo que, según manifestó la alcaldesa, será una realidad, pues anunció que se creará un equipo de técnicos, para que colaboren activamente.

El mismo foro sirvió para que el propio Juan Palop mostrara las líneas generales de su proyecto de ciudad, que propone un nuevo modelo que permita acercar los barrios al centro, creando nuevas infraestructuras de comunicaciones y modelos de movilidad. Para ello propone una red de siete intercambiadores para pasar del coche a la guagua, a la bicicleta o al transporte peatonal. También reclama crear una red peatonal que, a su juicio, ya existe, aprovechando los caminos del agua, las escorrentías que sirvan para unir los barrios con el centro por vías peatonales.

Al mismo tiempo apuesta por pequeñas intervenciones con escaso coste, que ya se pueden ir acometiendo, como ir creando plataformas peatonales, ensanchando aceras y empezar a apostar por lo que denomina las bioesquinas, esquinas arboladas en los barrios que producen lugares de esparcimiento. Así mismo propone un gran bulevar en la calle Doctor Juan Negrín, todas éstas como líneas básicas de un proyecto más ambicioso.