NuevaYork planifica campaña para promover circuncisión como vía de reducir Sida

05/04/2007

Las autoridades sanitarias de Nueva York planifican una campaña para animar a varones con alto riesgo de contraer el Sida a que se sometan a una circuncisión, poco después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendara ese procedimiento.

"La ciudad de Nueva York se mantiene como el epicentro de la epidemia del Sida" en Estados Unidos, declaró Thomas Frieden, director del Departamento de Salud e Higiene Mental, a "The New York Times", que se ocupa en su edición de hoy de esa iniciativa.

Frieden recordó que en algunos subgrupos de población en Nueva York se da una tasa de incidencia de la enfermedad de entre el 10 y el 20 por ciento.

El departamento de Salud ha pedido a algunas entidades comunitarias y organizaciones defensoras de los derechos de los homosexuales que promuevan un debate sobre este asunto entre sus afiliados.

También ha solicitado a los responsables de hospitales y clínicas integrados en el sistema municipal de salud que ofrezcan ese procedimiento quirúrgico de forma gratuita a varones que no disponen de seguro médico.

En Manhattan, el 20 por ciento de los varones afroamericanos de entre 40 y 50 años de edad está infectado con el virus que causa el Sida y alrededor del 10 por ciento de los homosexuales que residen en la ciudad se hallan en esa misma situación, según el diario.

El doctor Frieden señaló que afroamericanos, hispanos y otros varones nacidos en el extranjero es menos probable que hayan sido circuncidados que los blancos nacidos en EEUU.

En este país, alrededor del 65 por ciento de todos los niños han sido circuncidados, según datos del Centro Nacional de Estadísticas de Salud.

La OMS y el Programa de la ONU contra el Sida (ONUSIDA) recomendaron el pasado 28 de marzo, por primera vez, la circuncisión masculina como una intervención importante adicional para reducir el riesgo de contagio del virus del Sida por vía heterosexual.

Ensayos clínicos realizados en Kenia, Uganda y Sudáfrica, entre una población de casi 10.000 varones de entre 15 y 49 años, mostraron que la circuncisión masculina reduce en casi un 60 por ciento el riesgo de contraer esa infección por vía heterosexual.

Expertos de la OMS han subrayado no obstante que la circuncisión debe considerarse siempre como parte de un conjunto más amplio de medidas encaminado a prevenir el contagio del VIH, que incluye también la distribución y uso correcto de los preservativos.

En esa línea, la ciudad de Nueva York ha intensificado la distribución gratuita de condones y el pasado 14 de febrero lanzó "NYC Condom", un profiláctico que lleva en su envoltura un diseño novedoso y alusivo a la ciudad de los rascacielos.

El lanzamiento ha sido tan exitoso que en sólo un mes se han distribuido cinco millones de preservativos, tres veces más que en el mes de enero.