Nueva propuesta del Polisario para el futuro del Sáhara

14/04/2007
ETIQUETAS:

El Frente Polisario dio hoy a conocer en Argel la propuesta que presentó esta semana al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, con la que intenta contrarrestar el plan de Marruecos, que descarta toda posibilidad de independencia del Sahara Occidental.

La propuesta que el Frente Polisario envió al Ban Ki-moon el pasado martes tiene por objetivo alcanzar una solución política y "aceptable mutuamente" al conflicto del Sahara Occidental, basada en el plan de paz elaborado por el ex secretario de Estado de EEUU, James Baker, y adoptado por el Consejo de Seguridad según la organización independentista saharaui

Con su iniciativa, el Polisario intenta contrarrestar el plan de autonomía regional que Marruecos presentó al secretario general de la ONU el pasado día 12, que prevé un referéndum en el que se descartaría la consulta sobre la independencia del territorio.

Los independentistas han denunciando el plan marroquí, tildándole de "inaceptable e ilegal" por el hecho de que, según afirma, se limita a una sola opción en el referéndum "con vistas a dejar de lado el derecho de un pueblo a ejercer la autodeterminacion".

En el mismo contexto, los saharauis critican la declaración hecha en Nueva York por el embajador de Marruecos, Mustafá Sahel, quien afirmó que la propuesta de Rabat es conforme a las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU a propósito de la autodeterminación.

Los medios políticos argelinos estiman poco probable que las dos propuestas puedan conciliarse, aunque está por ver lo que diga Ban Ki-moon los próximos días al presentar su informe ante el Consejo de Seguridad.

Si el Consejo de Seguridad decide apoyar la propuesta marroquí, ello representaría un serio golpe para la diplomacia argelina, afirman fuentes diplomáticas europeas en Argel, teniendo en cuenta que Argelia también se ha movilizado para continuar defiendo el "plan Baker", que sigue siendo la base de trabajo de la ONU.

El ministro argelino de Exteriores, Mohamed Bedyaui, con su pasado de jurista (fue presidente del tribunal internacional de La Haya) es, a juicio de los diplomáticos europeos, el personaje más indicado para rebatir la propuesta de Marruecos.

El texto de la propuesta del Polisario comienza con la mención del conflicto en términos de descolonización del territorio saharaui, recordando que ello figura desde 1965 en la lista de territorios no autónomos de la propia comisión de descolonización de las Naciones Unidas.

El Polisario mantiene en su propuesta la consulta en referéndum, en la que los electores podrían pronunciarse a favor de la independencia, la soberanía marroquí o la autonomía administrativa.

Añade que el Polisario, una vez efectuado el referéndum y conocidos sus resultados, está dispuesto a negociar garantías en favor de Marruecos y de los residentes marroquíes en el Sahara Occidental.

"El Frente Polisario se compromete a aceptar los resultados de la consulta, cualquiera que sean éstos, y a negociar con Marruecos, bajo supervisión de la ONU, las garantías que está dispuesto a conceder a las poblaciones marroquíes y al Reino en los aspectos políticos, económicos y de seguridad en el caso en que el referéndum se pronunciara por la independencia", indica la propuesta.

Enumera a continuación las garantías que serían negociadas con Rabat, y que consistirían en el reconocimiento de la soberanía, independencia e integridad territorial de ambas partes, y del estatuto, derechos y obligaciones de la población marroquí, incluida su participación a la vida política, económica y social del territorio del Sahara Occidental.

Al respecto, el Polisario afirma que podría acordar la nacionalidad saharaui a todo ciudadano marroquí establecido legalmente en el territorio, por cuanto así lo solicitara.

El Polisario se compromete también a establecer fórmulas de asociación y de cooperación económica con Marruecos en diferentes sectores económicos, comerciales y financieros.

"Las dos partes renunciarían, sobre una base de reciprocidad, a toda compensación por los daños materiales que se han producido desde el principio del conflicto", indica la propuesta del movimiento independentista.

A continuación, la propuesta del Polisario afirma que se establecerían acuerdos sobre seguridad con el reino de Marruecos y con cualquier otro país de la región que lo deseara, y el Estado saharaui trabajaría estrechamente con la parte marroquí y los otros países para concluir el proceso de integración del Magreb.