Nepal detiene a cientos de indios ebrios que huyen de la ley seca en la India

EFE

La Policía de Nepal ha arrestado por "molestos" a 300 bebedores procedentes del vecino estado indio de Bihar, donde la prohibición hace dos meses del consumo de alcohol ha provocado que una oleada de indios crucen la frontera.

Los indios no necesitan ni siquiera pasaporte para entrar en Nepal, donde no está penado el consumo del alcohol pero sí los comportamientos que alteren la paz social.

"No podemos arrestarles por beber. Les detenemos solo si hacen ruido", declaró hoy a Efe el jefe de Policía en el distrito fronterizo de Rautahat, Ganesh Regmi.

Desde que el pasado 1 de abril el Gobierno de Bihar prohibió la venta de bebidas alcohólicas con el argumento de reducir los actos violentos, sobre todo contra la mujer, al otro lado de la frontera al menos 300 indios procedentes de este estado han sido multados o detenidos en los once distritos nepalíes fronterizos con la India.

La Policía ha incrementado la vigilancia en estas zonas y ha desmantelado puntos de venta ilegal de alcohol, a los que acuden por su menor precio muchos de los bebedores, de pocos recursos económicos.

El gremio hostelero estima que la afluencia de bebedores desde Bihar aumentó en alrededor del 15 % desde la prohibición en este estado, pero el incremento del consumo en sus establecimientos apenas llega al 10 % según la Asociación de Hoteles de Nepal.

La venta de alcohol está prohibida total o parcialmente en seis de los 29 estados indios, entre ellos Bihar, el tercero más poblado con unos cien millones de habitantes.