Negociación 'in extremis' en Presidencia

Francisco Suárez Álamo
FRANCISCO SUÁREZ ÁLAMO

Una hora cara a cara. Y sin nadie a su alrededor. Así fue el encuentro este domingo entre el presidente del Gobierno canario, Fernando Clavijo (CC), y la vicepresidenta y consejera de Empleo, Patricia Hernández (PSC). La cita, que tuvo lugar en Tenerife, se saldó con el compromiso de ver cómo pactan retoques en el Fondo de Desarrollo Regional. El Consejo de Gobierno de este lunes volverá, salvo sorpresa de última hora, a celebrarse con aparente normalidad, con nacionalistas y socialistas sentados alrededor del presidente Fernando Clavijo. Este se verá a primera hora de la mañana con el presidente regional del Partido Popular, Asier Antona, en una cita que teóricamente es para abordar la llamada «agenda canaria» y el debate de la reforma del Estatuto de Autonomía esta semana en el Congreso, pero que servirá para calibrar cuál es la voluntad real del PP en caso de que el pacto regional salte definitivamente por los aires. La novedad en todo caso saltó este domingo, con ese encuentro entre Clavijo y Hernández que no estaba previsto. El encuentro no estuvo exento de tensión y cruce de reproches, con ambos asumiendo, según fuentes gubernamentales, que la imagen que está dando el Gobierno en su conjunto es pésima y que si no hay acuerdo posible, es mejor no demorar la ruptura. Clavijo habría planteado a Hernández un ultimátum, consistente en que si el día 21, en el pleno de debate de los presupuestos autonómicos, el PSOE vuelve a votar con la oposición la enmienda que rediseña casi por completo el reparto del Fondo del Desarrollo de Canarias, entonces firmará los decretos de destitución de los socialistas que se sientan en el Gobierno. Pero tras ese órdago inicial se alcanzó un aparente punto de consenso, al menos temporal. En ello influye el miedo de un sector importante de CC a que el PP acepte presentar con los socialistas una moción de censura, que triunfaría si Nueva Canarias se une. No se descarta incluso que Podemos también sumase sus votos a esa iniciativa, como ya dejó traslucir la pasada semana la portavoz parlamentaria de ese partido, Noemí Santana. En esa línea, lo ocurrido en la ponencia de presupuestos ha hecho mella en CC, que ve cómo sus tres décadas de presencia ininterrumpida en el poder pueden peligrar. Se añade a eso que otras plazas importantes para CC estarían en juego si fructifica un gran acuerdo entre populares y socialistas [véase la información de la página 3]. Así las cosas, desde este domingo, tras esa cita de Fernando Clavijo y Patricia Hernández, ahora es el turno de los consejeros de Presidencia y Hacienda, Rosa Dávila y Aarón Afonso, respectivamente, y el viceconsejero José Miguel Barragán, quienes, junto a otros representantes de los dos partidos, intentarán dar con una fórmula que rectifique parcialmente el Fdcan, pero sin que dé la sensación de una derrota de CC ni tampoco una marcha atrás de los socialistas. Algo así como cuadrar un círculo. Por su parte, el presidente del Partido Popular de Canarias acudirá este lunes a la cita con Clavijo básicamente a escuchar su posición.