NC insta a Rivero a convocar sin Madrid el referéndum de las prospecciones

EFE

Nueva Canarias ha instado este sábado al Gobierno canario a convocar un referéndum para que los ciudadanos de las islas expresen su opinión sobre las prospecciones petrolíferas sin esperar a que el Consejo de Ministros dé su autorización, como es preceptivo para este tipo de consultas.

"Ante la provocación premeditada del PP al autorizar el inicio de las prospecciones petrolíferas sin oír a los canarios, desde Nueva Canarias proponemos que se haga la consulta popular en Canarias de forma unilateral", plantea el líder de NC y expresidente de la comunidad autónoma, Román Rodríguez, en un comunicado de prensa.

Rodríguez sugiere al presidente regional, Paulino Rivero (CC), que el Consejo de Gobierno extraordinario que ha convocado el próximo lunes para analizar la situación valore dar ese paso, como respuesta "al atropello inasumible del Partido Popular".

El dirigente de NC sostiene que el presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy, y el ministro de Industria, José Manuel Soria, "han depreciado el mensaje de los canarios" en las urnas para "volver a defender los intereses privados de Repsol".

Rodríguez considera que "en este conflicto" Canarias ha agotado "todas las vías oficiales posibles", lo que deja una sola opción: "convocar y celebrar la consulta popular de forma unilateral".

NC anima a las instituciones canarias recurrir a todas las vías judiciales a su alcance para frenar las prospecciones, pero también opina que "la arbitrariedad de Soria, Rajoy y el PP de Canarias es tan grave, que también toca volver a las calles, de forma unitaria y pacífica".

El pasado 10 de febrero, el Consejo de Gobierno de Canarias acordó solicitar permiso al Consejo de Ministros para celebrar un referéndum en el archipiélago sobre las prospecciones petrolíferas.

La petición, refrendada días después por el Parlamento canario, carece de precedentes en España, pero se presentó por los cauces previstos en la Constitución, el Estatuto de Autonomía y la propia Ley de Referéndum, que reserva al Consejo de Ministros la autorización de este tipo de consultas.

Hasta la fecha, no ha recibido una respuesta formal, aunque varios miembros del Gobierno han defendido que se trataría de una consulta ilegal, porque Canarias pretende someter a una consulta regional un asunto de no es de competencia autonómica.