Murieron los ancianos rescatados en estado de abandono

26/02/2015

Los dos ancianos rescatados este miércoles por un equipo de Bomberos de la capital grancanaria, con apoyo de la Policía Local, fallecieron horas después, según confirmaron fuentes oficiales. Los ancianos  se encontraban en un avanzado estado de abandono en una vivienda de la calle Suárez Naranjo, en pleno centro de la ciudad. La intervención se produjo tras la alerta del centro de salud.

No acudieron a la cita médica habitual que tenían programada  a finales de la semana pasada en el centro de salud de Carvajal. La doctora y la trabajadora social que les llevan el control los echaron de menos, y tampoco respondían al teléfono. Ayer dieron la voz de alerta a la Policía Local. Los vecinos de la calle Suárez Naranjo se percataron de que tampoco les habían visto salir de la casa en los últimos días, cuando fueron preguntados por los agentes que acudieron a la zona. Entonces se aplicó el protocolo de intervención de emergencias, con un dispositivo del cuerpo de Bomberos que se encargó de acceder a la vivienda desde la azotea colindante con apoyo de los policías. Apenas a 30 metros del centro cívico municipal.

Los dos residentes en el número 32 de la céntrica calle del barrio de Arenales estaban al límite de sus fuerzas cuando llegó el equipo de rescate. Eran algo más de las 13.30 horas, y apenas quedaba tiempo. Los dos ancianos, de  68 y 78 años de edad, requerían de atención urgente. La mujer estaba en parada cardiorespiratoria, aunque la atención  médica de urgencia consiguió reanimarla antes de trasladarla a un centro hospitalario de la ciudad. Y el hombre presentaba un cuadro severo de desnutrición y desorientación, que le impidió salir en busca de ayuda. No podía ni acercarse a abrir la puerta. Los médicos dijeron que el estado de salud de ambos era «grave», al agilizar los trámites de la ambulancia.