Muere el presidente de Uzbekistán, Islam Karimov

REUTERS/EP

El presidente de Uzbekistán, Islam Karimov, ha muerto a los 78 años de edad, días después de haber sufrido una hemorragia cerebral y sin que haya un sucesor claro para asumir las riendas del país más poblado de Asia Central, según han confirmado a Reuters tres fuentes diplomáticas y una fuente local consultada por la agencia turca Anatolia. El Gobierno uzbeko no ha anunciado todavía oficialmente el fallecimiento del mandatario aunque horas antes ha dicho que el presidente se encontraba en estado crítico, tras haber sufrido una hemorragia cerebral el sábado pasado. "Sí, ha muerto", ha afirmado una de las fuentes diplomáticas consultadas por Reuters. Criticado por Occidente y por los grupos de defensa de los Derechos Humanos por autoritarismo, Karimov ha gobernado en Uzbekistán desde 1989, antes de que el país se independizara en 1991. Karimov no llegó a designar a un sucesor y los analistas creen que el proceso de transición será decidido en privado por un grupo de altos cargos y miembros de la familia Karimov. Si no logran alcanzar un acuerdo se podría desencadenar una crisis que desestabilizaría a un país con 32 millones de habitantes y que se ha convertido en objetivo de milicianos islamistas. Uzbekistán es un país exportador de algodón y tiene importantes reservas de gas y de oro. El Gobierno podría dar alguna pista sobre el sucesor con el anuncio oficial del fallecimiento de Karimov, que podría incluir el nombramiento del jefe de una comisión encargada de organizar su funeral. El comunicado llegará este viernes.