Motos R1200GS y R800Gs: Dos BMW de pura raza

Motorrad (Vemotor Canarias) nos permitió disfrutar de modelos muy significativos de la marca alemana, en la categoría 'trail'

JOSÉ MIGUEL ZERPA

Los genes de las motocicletas de BMW adornan a dos modelos muy significativos dentro de la marca alemana, en su versión trail. Hablamos de la R1200GS y de la R800GS. Ambas demostraron sus grandes prestaciones durante la prueba dinámica que realizamos por las carreteras de Gran Canaria con ellas, gracias a la gentileza de Motorrad (Vemotor Canarias). La R1200GS es un vehículo ya muy conocido dentro del mercado isleño por su dinamismo, buena entrega y su cortesía dentro y fuera del asfalto. Se trata de una montura que a simple vista nos puede parecer algo bruta y agresiva, pero una vez que hacemos algunos kilómetros con ella comprobamos que estamos ante una especie de caballo manso que no por ello se comporta como un purasangre al montarla. De igual manera esta BMW dispone de un motor Bóxer de cuatro tiempos, cuatro cilindros y 1.170 centímetros cúbicos. Dicha mecánica desarrolla una potencia de 110 caballos. La motocicleta resulta algo más enérgica que la anterior, ya que se ha conseguido mejorar en su parte electrónica y en las válvulas de escape, que hacen que tenga un sonido muy peculiar y diferente. Con la inyección electrónica, el vehículo no muestra indiferencia ante nuestra petición de más gas con el acelerador, respondiendo sin sustos para el conductor. Ofrece una entrega muy progresiva, pero no por ello deja de ser alegre, ya que divierte el juego de aceleración que nos brinda. Así mismo, el sistema de frenos de la R1200GS no ha cambiado en ningún aspecto, pues hasta ahora ha demostrado ser muy eficaz. Lo que sí ha variado en cuanto a estética son las nuevas llantas y la regulación de la amortiguación trasera. Así se mejora todavía más en materia de confort. Esta moto pesa 229 kilogramos en orden de marcha. Su generoso depósito de combustible (veinte litros) permite que el vehículo tenga una gran autonomía sin repostar. Además muestra un bajo consumo y unas reducidas emisiones de gases, aspectos en los que ha trabajado muy duro el fabricante alemán. F800GS Por su parte, la BMW F800GS resalta por ser una moto polivalente tanto dentro como fuera del asfalto, lo que le ha valido para contar con una gran aceptación entre clientes de mediana edad. El vehículo permite circular a bajas revoluciones gracias a un motor bicilíndrico de 798 centímetros cúbicos y una potencia muy aprovechada de 85 caballos. Esta mecánica ofrece una aceleración progresiva y una frenada extraordinaria, merced a un eficaz sistema de frenos que incluye ABS. Esta montura alemana brinda gran variedad de extras, como puños calefactados, intermitentes tipo led, maletas de viaje y un largo etcétera, elementos que nos permiten personalizar la máquina. Sólo con subirnos a la F800GS nos da la sensación de superioridad. Sin lugar a dudas, todo un lujo.