Baloncesto: Herbalife Gran Canaria

Moriana y Medina avalan la trayectoria de Miguelo Betancor

14/08/2015

Es casi imposible encontrar a una sola persona que no avale la figura y trayectoria deportiva de Miguelo Betancor, el elegido por el Cabildo de Gran Canaria, dueño del CB Gran Canaria, para presidir al club claretiano. Son los casos de Pepe Moriana y Agustín Medina, expresidentes, que coinciden en la figura relevante del grancanario.

Miguelo es un hombre que ha sido, a nivel de baloncesto, un árbitro internacional de prestigio, tiene una preparación académica muy importante y si es una decisión de los dueños del club, que es una empresa pública, bajo mi criterio no es nada mala». Son declaraciones de Pepe Moriana, figura de gran peso en la historia del Club Baloncesto Gran Canaria.

El fundador y exmáximo mandatario claretiano, añade que «está claro que es una figura muy reconocida a nivel nacional e internacional. Además a Gran Canaria ha traído a árbitros de toda Europa en diferentes clinics, y no cabe duda de que eso, a nivel de currículo y preparación, es más que óptimo».

No quiere que nadie olvide Moriana que «el club tiene su filosofía marcada, y lo más importante es que eso no se rompa. El Granca es un patrimonio de toda la isla, que se ha construido con mucho sacrificio y con el trabajo de mucha gente».

Sobre la inminente salida de Joaquín Costa, Moriana valora sus años como presidente: «Es un profesional del baloncesto, un hombre que conoce al Gran Canaria desde que subimos a la División de Honor y que su trayectoria como presidente diría que lo ha hecho muy bien. Eso es un activo que nadie se lo va a quitar», relata Moriana.

En la misma línea del fundador se postula Agustín Medina, el que estuvo unos 18 meses al frente de la entidad claretiana: «La figura de Miguelo no es discutible como deportista de élite, ya que posee un currículo deportivo brutal, y desde el punto de vista académico y formativo tampoco se le puede discutir nada. No creo que nadie tenga nada que objetar a que pueda ser un firme candidato a la presidencia, y lo que hay que hacer es que aquellos que nos llenamos la boca diciendo que queremos al Gran Canaria, cerrar filas y ponerlos del lado de Miguelo o del presidente que resulte», relata.

«Se acaba una época que desde mi punto de vista ha sido absolutamente intervencionista, basada en un presidente que estaba ahí para ejecutar lo que le pedía el vicepresidente. Espero que eso, con la tremenda personalidad que tiene Miguelo, evidentemente se anule», asevera Agustín Medina.