Monseñor Francisco Cases: "No es posible que la Iglesia esté al margen de la política"

20/03/2008

Con motivo de la festividad de la Semana Santa, Canarias7.es ha contado con la presencia en las entrevistas online con Monseñor Francisco Cases, Obispo de la Diócesis de Canarias.

Cases Andreu nació en Orihuela (Alicante) el 23 de octubre de 1944 y fue ordenado sacerdote el 14 de abril de 1968. En 1994 fue nombrado obispo auxiliar de Orihuela, siendo trasladado a la diócesis de Albacete en 1996. En enero de 2006, Cases sustituyó en el cargo de Obispo de la Diócesis canaria a Ramón Echarren Ystúriz.

El Obispo de la Diócesis de Canarias manifestó, sobre la vinculación de la Iglesia con la poílítica, que "ni en este país ni en ninguno es posible que la Iglesia se mantenga al margen de la política. Ni es posible ni es deseable".

Monseñor Francisco Cases ha respondido sus preguntas. Estas son sus respuestas:

1: Buenos días. ¿Qué opina del posicionamiento de la Conferencia Episcopal con su cierre en banda hacia el PP en las últimas elecciones?

R: El Documento de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal en los días previos a las Elecciones de Marzo de 2008 era un resumen de frases literales sacadas de un Documento que publicó la misma Conferencia Episcopal en su Asamblea de 23 de Noviembre de 2006: Orientaciones morales ante la situación actual de España. Nadie las juzgó entonces como lo han sido ahora, ni planteó que significasen un pronunciamiento a favor de ningún partido. Los creyentes tienen derecho a que los Obispos manifiesten criterios que pueden iluminar sus conciencias y la de los que deseen escucharnos, y eso no significa -en sana democracia- imponer nada a nadie.

¿No debería la Iglesia, como institución privada que es, autofinanciarse como todas?

R: La Iglesia no es una institución privada; es una institución de derecho público. Responde al derecho personal que tienen los fieles de vivir y manifestar su fe en privado y en público. No es correcto confundir ‘personal’ con ‘privado’. Muchísimas de las opciones que hacemos continuamente todos son ‘personales’, pero es perfectamente legítimo vivirlas en privado y en público.

La Iglesia se mantiene con el dinero que aportan los que quieren mantenerla: por una parte con sus entregas en donativos, colectas, legados, etc.; por otra con la decisión de indicar que desean que una parte de sus impuestos (de los que ya pagan) sirva para que la Iglesia pueda atender en el campo religioso a esos mismos ciudadanos que pagan sus impuestos y ponen la X en la Declaración de Hacienda.

Sería muy interesante comparar este sistema con el modo de financiarse otras Instituciones como Partidos Políticos, Sindicatos, o Entidades, Asociaciones o Actividades que reciben subvenciones públicas para poder existir y funcionar más allá de lo que aportan sus propios miembros o usuarios.

La Iglesia Católica, además de recibir parte de los Impuestos de los Ciudadanos, ahorra a la sociedad española muchísimo dinero con sus actividades sociales: en enseñanza, en sanidad, en bienestar social, pues realiza todas estas tareas a la mitad o menos del costo de las mismas tareas cuando las realiza la Administración.

Por último, me gustaría saber ¿qué opina de las declaraciones del Obipo de Tenerife sobre los menores y sus "insinuaciones" para provocar el pecado?

D. Bernardo ya se manifestó no hace mucho sobre sus propias declaraciones y no creo que debamos añadir nada al respecto.

Además, ¿cómo puede usted o cualquier sacerdote decir y juzgar lo que es una familia si nunca han sido padres ni saben ni conocen lo qué es criar a un hijo y educarlo día a día?

Los Sacerdotes, como tanta gente que no crea una familia, hemos nacido, crecido y vivido en una familia, no hemos caído de una nube como la lluvia, seguimos y nos mantenemos permanentemente en relación continua con nuestra propia familia y con muchísimas familias. Continuamente tratamos con esposos, con padres, con hijos, temas y problemas familiares de la más diversa índole.

¿Supongo que para Ustedes la familia ideal es la clásica española: hombre trabaja, mujer en casa calladita y de vez en cuando alguna zurra para que no se atreva a ponerse a la altura del género masculino? (Pedro Zuleiqui Díaz).

Mi concepto de familia, el concepto de familia cristiana que llevo en la cabeza y en el corazón, no se parece en nada absolutamente a ese modelo que describe.

2: Señor Obispo, me gustaría saber su opinión acerca del clero local de esta Diócesis, donde me preocupa seriamente sus características propias (escasa formación, poco espirituales, que en general descuidan bastante su ministerio por dedicarse a otra serie de cosas dudosamente eclesiales y que me consta que usted también sabe). Asimismo, me gustaría saber por qué las iglesias siempre están cerradas, no se expone el Santísimo Sacramento o no hay misas diarias. Eso no ocurre en otras diócesis y usted lo sabe perfectamente. Se que todo esto le ha tocado y que le va costar mucho arreglarlo. Muchas gracias y mucha fuerza para su episcopado. (Jose).

R: Me pregunta mi opinión y me adelanta la suya. Me parece muy injusta la descripción que hace del clero local. En cuanto a su segunda pregunta, las afirmaciones genéricas enunciadas de esta forma son absolutamente falsas. Estamos todos tratando de solucionar las consecuencias del bajo número de Sacerdotes para una población que no para de crecer muy fuertemente. Gracias de corazón por sus palabras de ánimo; créame, muchos sacerdotes buscan el modo de arreglar lo que no funciona correctamente y de mejorar lo que puede mejorarse. Ayudemos y animemos todos.

3: Buenos días. Quisiera que explicara: ¿Cómo es posible que la iglesia tenga tiempo para buscar como imponer nuevos pecados y sin embargo no tenga tiempo para reflexionar porque cada vez tiene menos seguidores? Entre los que me encuentro. ¿Por qué para los pecados hay que adaptarse a los nuevos tiempos y para la sociedad en general hay que estar atados al pasado? (Antonioggh).

R: : Un profesor de mis años de estudiante de Seminario nos decía: ‘no busquen pecados nuevos; el hombre, en su grandeza y en su miseria, es el mismo desde el principio’. Se ha utilizado la expresión ‘nuevos pecados’ más como recurso mediático que como concepto teológico o moral. La Iglesia trata de orientar la conciencia de los creyentes y de quien quiera oír su voz, manifestando lo que es bueno para el hombre y lo que no lo es. No es lo mismo hablar del mal que hablar del pecado. Hoy resulta fácil hablar del mal, ¡lo tenemos tan cercano y nos afecta tanto! El terrorismo, la violencia doméstica, la emigración y sus muertes en la noche del océano, el paro, las crisis familiares… Pero a veces al hablar del mal pensamos en la fatalidad, o en las consecuencias inevitables del progreso, o en las responsabilidades de terceros, que siempre terminamos encontrando como culpables de que este mundo no funciones. Por eso la Iglesia habla de pecados y de nuevas formas, porque nos invita a considerar la responsabilidad que tenemos cada uno en esos y en tantos males viejos y nuevos.

La Iglesia sí que emplea mucho tiempo en reflexionar para percibir por qué el mensaje del Evangelio, la palabra de Jesús, que es el bien del hombre, no llega a mucha gente, y en particular no llega a niños y jóvenes. Tiempo en reflexionar y tiempo en revisarse a sí misma porque es consciente de que es responsable de muchas ausencias. Y tiempo también en rezar y en mejorar.

La fidelidad que debe la Iglesia no es ni al pasado, ni a la novedad del tiempo presente, sino a la Palabra y a la vida del Señor Jesús, a quien quiere y debe escuchar, a quien quiere y debe seguir, y a quien quiere y debe anunciar.

4: Saludos, señor don Francisco. Mis preguntas son: ¿No cree que la Iglesia debe mantenerse al margen de la política en este país? ¿Cómo considera las opiniones de diversos obispos (Rouco Varela...) respecto a la política? Saludos. (Pablo).

R: Ni en este país ni en ninguno es posible que la Iglesia se mantenga al margen de la política. Ni es posible ni es deseable. La Iglesia está formada por Laicos -la mayor parte numéricamente-, Consagrados, Sacerdotes y Obispos. Es evidente que los laicos, que son al mismo tiempo cristianos y ciudadanos, deben meterse en política, pensar la política que creen deben favorecer, y para pensarla deberán usar los criterios que se inspiran también en la doctrina cristiana que procede del Evangelio; deben contrastarla con los demás ciudadanos, debatirla; deben o pueden afiliarse a partidos o asociaciones políticas, deben votar en las ocasiones en las que el ordenamiento político se lo pide. Y todo ello deben hacerlo como cristianos, y sin dejar de ser Iglesia. Los pastores de la Iglesia también son cristianos y ciudadanos, y en principio pueden hacer todo eso también. Para poder ser pastores de todos deben evitar en sus manifestaciones la política de partido, pero pueden iluminar las conciencias de los creyentes o de los que quieren oír su voz sobre los asuntos que afectan a todos y que pueden recibir una luz desde la doctrina cristiana. Que se puedan manifestar criterios en una sociedad democrática no debería suscitar temores, ni debería reprimirse nunca. Tengamos en cuenta, además, que tan meterse en política es hablar como callar. A veces a algunos les gustaría que la Iglesia no hablase porque su silencio favorecería lo que ellos piensan y hacen, o al menos no se manifestaría diversidad. Que la Iglesia “se mete en política” se ha dicho en tiempos de Franco, de Suárez, de Felipe González, de Aznar y de Rodríguez Zapatero. Ya es significativo este hecho.

Por otra parte, creo que los principios y criterios expuestos en la pregunta primera se aplican también a su segunda cuestión. En materias opinables uno puede estar en mayor o menor acuerdo con éste o con aquél. Pero cuando se tocan temas realmente vinculados al núcleo de la doctrina cristiana, que viene del Evangelio, el acuerdo de los creyentes debe ser unánime; es acuerdo con la fe y la moral de la Iglesia de todos los tiempos, que me llega ahora por boca del Cardenal Rouco, o por boca del vecino cristiano de mi piso.

5: Perdón creo que esto no viene ahora al caso, pero no encuentro otra manera de hacerlo. Señor Obispo, me gustaría que me explicara, ¿cómo tienen ustedes al Padre Fernando Báez, en televisión? ¿Cómo le permiten que hable de la manera que lo hace -con mi perdón-, y las malas palabras que le salen de su boca? ¿Que salga en televisión de la manera que sale, es decir, en bañador? ¿Pasa mucho calor? Para mí que esto está dejando muy mal a la iglesia. Un saludo. (Olga).

R: Ya me ha ocurrido más de una vez con anterioridad, que me hacen preguntas sobre personas concretas, mencionándolas con nombre y apellidos o con connotaciones que las identifican con claridad. Siempre he manifestado, y vuelvo a hacerlo, que nunca hablaré de personas concretas en medios públicos. Me parece la forma más idónea de respetar a las personas.

6: Buenos días. ¿Que opinión tiene usted del parroco Francisco Bello? (El Cura de La Garita?) Un saludo (Elpuebloconelcurapacobello).

R:  Con la respuesta a la pregunta anterior queda contestada también ésta. Tanto con D. Fernando Báez como con D. Francisco Bello hablo y me relaciono con toda normalidad.

7: Me sorprendía una sobrina política mía de 12 años de edad cuando afirmaba con mucha seguridad que el cielo no existe, máxime cuando estudia en un colegio de monjas, eso sí, concertado. Yo fui a su Primera Comunión que la hizo en su barrio. Me pregunto ¿qué educación se está dando hoy por parte de los creyentes, para que esta niña ya no crea en nada, sino en la Barbie nueva y su novio tal y cual? Yo le afirmé que sí existe pero que ella no lo consigue ver, poniéndole el ejemplo del ciego que no puede hacerse una imagen de lo que le rodea a menos que lo toque. ¿Cómo le describiría el fondo azul que está en el aire al invidente? Le pregunté que para ti sí existe porque lo estas viendo, pero para él no. Señor Obispo, ¿qué le parece este comentario a modo de ejemplo aunque es veridico? Creo que hay que hacer dudar, por lo menos a los chicos que el cielo existe. (por buscar la fe que no sea).

R: Los casos concretos son muy difíciles de juzgar, porque puede tratarse de que no se haya transmitido con fidelidad la enseñanza debida, o porque no se ha recibido con docilidad, o porque ha faltado el apoyo familiar, o porque además del influjo del Colegio y de la Catequesis se están recibiendo otras influencias que a veces son más poderosas, o porque se han tenido experiencias negativas que han mandado al traste todo lo recibido… Las personas concretas viven experiencias concretas que en esta pregunta se desconocen, y reaccionan a los mismos hechos de muy distintas maneras.

8: ¿Sabe usted cual es el Estado más rico del mundo? (Carmen María).

R: Ciertamente no lo sé.

9: Monseñor, si uno de los mandamientos dice "no mentiras ni levantaras falsos testimonios", ¿cómo es que desde la emisora de la Conferencia Episcopal (COPE) continuamente se está insultando y faltando a la verdad y la Iglesia no hace nada al respecto? (Un desencantado).

R: Sobre el tema de la COPE me he manifestado no hace mucho con toda nitidez. Todas y cada una de las cosas que se dicen en la COPE es evidente que no representan el pensamiento unánime de los miembros de la Conferencia Episcopal, en la que también hay libertad y variedad de pensamiento en lo que es opinable. En las formas cada uno de nosotros puede encontrarse más o menos identificado. Y se hacen las correcciones oportunas.

Pero hay un tema de fondo, que en realidad es el verdadero problema: ¿Por qué se critica tanto a la COPE? ¿No será para proyectar una crítica a la Iglesia? De hecho lo que allí se dice y por alguna de las personas que lo dice, también sale publicado en otros medios, que no tienen tales críticas.

Es un tema demasiado amplio para lo que puede reflejar una entrevista como esta, pero esto está en relación con la pregunta siguiente, y con el lugar de los Medios en la Iglesia y de la Iglesia en los Medios. ¿No hay hoy en España demasiado “pensamiento único” en los Medios?

10: Señor Obispo: ¿no cree usted que está llegado por los medios de comunicación un mensaje muy sesgado de la Iglesia? Creo que hay un interés en destacar sólo opiniones de un sector de la jerarquía donde se evidencie su "intolerancia" para dejarla en mal lugar... Creo que nos haría falta un "lavado de imagen mediático" porque la gran mayoría de los españoles no saben lo que es la Iglesia. Muchas gracias. (Jesús M. A.).

R: He leído últimamente dos estudios científicos sobre la Iglesia en los Medios en España. En ellos se pone de manifiesto que en determinados Medios, por sistema, la información relativa a la Iglesia, en general o en detalle, es tendente a nula o escasa cuando se trata de acontecimientos positivos, y abundante e hinchada cuando se trata de acontecimientos negativos. Y que varios Medios, y no pocos, son ampliamente coincidentes en esta realidad. Desde la Iglesia debemos hacer todo lo posible para “saber estar” en los Medios, y “vender” correctamente el Mensaje del que somos portadores. No hay que tener miedo a que se ponga en evidencia la debilidad de los miembros de la Iglesia, que es cierta, pero que no se exagere aprovechando para herir a todo el conjunto. Quizás falta en España un debate y un tratamiento público del papel y de la libertad de los Medios de Comunicación. ¿No hay demasiado “pensamiento único” en los Medios?

11: Estimado señor: Sospecho que mi hijo es homosexual y no sé cómo manejar el problema. El párroco de mi pueblo me da palabras de consuelo, pero la verdad es que no consigue orientarme. ¿La diócesis me puede ofrecer algún recurso? Muchas gracias. (Diana).

R: Creo que Vd. puede y debe tener la orientación que busca, la que le oriente, como Vd. misma dice. Si no la encuentra en el Cura de su pueblo, pregunte a otro, pregunte a algún experto en temas juveniles, pregunte al Delegado de Juventud, siga preguntando hasta que lo encuentre.

12: Muy buenas, yo siempre he tenido una duda y la verdad es que no tengo mucha idea. ¿Quién es la patrona de Canarias? Los tinerfeños dicen que es La Virgen de La Candelaria y los grancanarios que La Virgen del Pino. (Un canarión más).

R: La Patrona de Canarias es la Virgen María, Madre de Jesús y Madre de todos, los Canarios, los Españoles, y los habitantes del mundo entero. A la Virgen María, como Madre que es, el cariño de los hijos, le ha ido dando nombres distintos según los lugares, como ocurre en nuestras familias o en nuestros grupos de amigos. Desde que existen en el Archipiélago Canario dos Diócesis, la advocación Virgen de la Candelaria representa el patronazgo de la Virgen María en la Diócesis de San Cristóbal de La Laguna; y la advocación Virgen del Pino representa el patronazgo de la Virgen María en la Diócesis de Canarias. Me parece que deberíamos todos fomentar lo que nos une, que es el amor a la Virgen María.

13: Buenos días, tengo dos preguntas. La primera es: ¿Qué opina usted de internet? y la segunda es: ¿Qué piensa de la juventud de hoy en día? Muchas gracias. (Samuel_Gran Canaria).

R: En cuanto a Internet, pienso que es un medio maravilloso de comunicación, de posibilidades extraordinarias. Como todos los inventos, y todos los inventos extraordinarios puede usarse bien y mal, para bien y para mal, y sus efectos son extraordinariamente buenos o extraordinariamente malos. Es necesaria la educación para el uso de todos los medios que la inteligencia humana ha generado. El anonimato de la comunicación (lo cual suena a contradicción), y la magnitud del almacén de datos que supone Internet, lo hacen particularmente arriesgado, y por ello más necesitado de educación. Esta misma entrevista o las que se hacen siguiendo este modelo es un ejemplo de cuanto digo: Todo el mundo sabe quién es el que contesta a las preguntas, pero el que las formula, aunque diga su nombre, queda en el anonimato, y puede usar el lenguaje que quiera. Y con los Comentarios pasa lo mismo. La persona concreta, con sus valores y el respeto debido, queda como velada. Y no hay encuentro o debate personal razonado en realidad.

Sobre la juventud de hoy en día, naturalmente usted me pregunta por la juventud de nuestra cultura ambiente, la juventud europea, y más concretamente española. Quizás lo primero que me parece que hay que decir es que no existe un solo modelo de juventud. Es un grupo humano muy variado, que ofrece muchos valores de una gran hondura y generosidad, en el ambiente creyente y en el que no lo es, y que manifiesta en diversos casos algunos contravalores. Que normalmente es juzgado con demasiada ligereza. Lamento que con frecuencia se le endosan muchas negatividades que en realidad son a veces fruto de la acción de los adultos, más que responsabilidad de los mismos jóvenes. Deberíamos animar y ayudar todo lo que potencie el diálogo y la cercanía de las generaciones; nos enriqueceríamos todos.

14: Don Francisco, ¿qué opina de la posición de la Iglesia Católica con respecto a las personas con una tendencia sexual distinta a la de la mayoría, pero tan respetable como ésta? ¿Vamos a seguir viendo siempre el rechazo de su Institución? A mi particularmente no me afecta, pero consigue que cada vez menos personas participen en sus actos. ¿Por qué somos diferentes y discriminados si Dios nos ha puesto aquí? Yo no he elegido nada. (Gustavo).

R: He sido durante años cura de Parroquia, con trato diario con las gentes de mis Parroquias y sus Barrios respectivos. No creo que exista una sola persona que se haya sentido rechazada por mí o tratada como diferente o discriminada por tener una tendencia sexual distinta. Y en la actualidad me sigo comportando de la misma manera como Obispo. Lo digo de mí, para poder hablar de experiencia personal, pero lo digo de cualquier sacerdote. No he visto a nadie que haya sido excluido de la comunidad cristiana o discriminado por el solo hecho de tener una tendencia sexual distinta. Que se puedan dar casos aislados distintos de esta forma de actuar es normal estadísticamente, y es rechazable.

Dicho esto, que creo fundamental, está el tema de la equiparación de las parejas homosexuales al matrimonio y a la familia. Se ha producido una transformación de los deseos en derechos, y así a quien se discrimina es al matrimonio y a la familia, que quedan sin definición propia. Donde todos tienen razón nadie tiene razón; donde todo puede ser llamado matrimonio y familia, nada puede llamarse así. Se pierde el concepto. Toda relación estable, que genere derechos, puede y debe ser regulada, pero no basándose en la relación homosexual, y no equiparando a otras instituciones anteriores, de derecho natural.

15: Buenos dias: ¿Por qué los católicos practicantes no pagan el diezmo y así demuestran su verdadera conversión a la Iglesia Católica y a la vez se pueden autofinanciar? Gracias. Malaquías 3:8-10. Y no soy Testigo de J. Gracias. (Paco Cruz).

R: Como en todos los grupos humanos, hay personas más identificadas y personas menos identificadas con los fines, las posibilidades y las necesidades de la Iglesia. Pero hay que reconocer que son muchos, muchísimos creyentes los que entregan cantidades, pequeñas o grandes según las posibilidades, para su mantenimientos y para el logro de sus fines, entre los cuales se cuenta la solidaridad con los pobres y necesitados. Es muy llamativo lo que pasa en nuestra Diócesis de Canarias: Juntando todos los Ingresos que se reciben de los creyentes en el Obispado y en las distintas Parroquias sumamos unos 6 Millones de € anuales. En estos 6 Millones está incluido lo que recibimos de los Impuestos de los ciudadanos en la Declaración de Hacienda: 1,6 Millones de €. Pero es que, además, los mismos creyentes de nuestra Diócesis aportamos casi 3 Millones de € anuales para Cáritas, Manos Unidas, Misiones y Proyectos en el Tercer Mundo. Esto es bastante más del 0,7 %.

16: Si alguien se plantea ser sacerdote, ¿qué le aconseja? (Jose Ruiz).

R: Que contacte con el Párroco propio y a través de él con el Rector del Seminario, para comprobar si se dan los signos de la vocación al ministerio, y se deba proceder a un discernimiento más detallado.

17: Sr. Obispo, ¿por qué en esta Diocesis de Canarias no ordenan a diaconos permanentes, solteros o casados? (J.Jorge Naranjo Israel).

R: El tema está en estudio. No se descarta a priori. Muchas gracias.

 

Agradezco a todos los que me han planteado cuestiones por la molestia que se han tomado y al periódico Canarias7.es porque nos hayan brindado esta oportunidad de entrar en comunicación. A mí me gusta más la relación personal, porque siempre hay posibilidad de explicar con detalle lo que no se llega a explicar correctamente y, además, hay una posibilidad de enriquecerse con su comentario. Buena Pascua y hasta siempre.