Misión europea: proteger el liderato

Óscar Hernández Romano
ÓSCAR HERNÁNDEZ ROMANO

Con la clasificación ya en su bolsillo, se centra ahora el Herbalife Gran Canaria en mantener su primera posición del grupo para encarar la siguiente fase con mayor garantía de éxito. Para ello tendrá que tumbar hoy (20.00 horas) al Nizhny Novgorod ruso, al que ya derrotó en su feudo por un claro 80-106.

Perdió la semana pasada su condición de invicto el Granca en Zagreb (97-90), pero eso no le impidió ni ceder el liderato ni lograr su clasificación a la siguiente fase. Con esa tranquilidad encara el cuadro claretiano lo que le resta de primera fase, donde esta noche recibe a un rival (penúltimo, con balance de dos triunfos y dos derrotas) obligado a sumar para escapar de la estela del colista MZT Skopje Aerodrom. Llegan a la cita por lo tanto los amarillos sin necesidad de forzar su ya de por sí tocada rotación. Con la baja confirmada de Darko Planinic, el pívot croata que sigue sin recuperarse de su lesión de rodilla, Luis Casimiro, técnico local, sí contará con el resto de su plantilla, donde Eulis Báez, Richard Hendrix, Anzejs Pasecniks, Kyle Kuric, Sasu Salin o Bo McCalebb han padecido procesos gripales, unos, y molestias con tobillos y codo, otros. Pero, en principio, ninguno de los jugadores -exceptuando Planinic- se perderá la cita de esta noche ante un rival con muchas más urgencias que los amarillos, herido en el orgullo tras la paliza sufrida en su propio feudo en el encuentro de la ida y, sobre todo, con potencial suficiente para oponer resistencia en el Arena. Destacó en esa segunda jornada la capacidad anotadora del alero norteamericano DeAndre Kane, autor de 24 puntos, cuatro rebotes, ocho asistencias y 29 de valoración final, mientras que Kuric (20 tantos) y Báez (19) lideraron la embestida claretiana. Recuperan para la cita de hoy la escuadra visitante a Maxim Grigoryev, alero de experiencia y talento que no jugó por lesión en esa primera vuelta. Con la visita al Estudiantes y la lucha por alcanzar billete para la Copa del Rey en el horizonte (sábado, 17.30 horas), el Herbalife encara la cita con el único objetivo de reforzar un liderato que acecha muy de cerca el Cedevita Zagreb, su único verdugo europeo.