Melchior quiere un tren que dé la vuelta a Tenerife

22/04/2008

El presidente del Cabildo de Tenerife, Ricardo Melchior, dio ayer por hecho que Tenerife no sólo tendrá trenes hacia el Sur y hacia el Norte, sino que también darán la vuelta a la Isla entre Los Realejos y Adeje. Además, dio por hecho que en nueve años otro tren unirá La Orotava y Güímar a través de un túnel que costará 500 millones.

Por el momento son poco más que ideas, pero ayer Ricardo Melchior les puso fecha y dio el pistoletazo de salida a un nuevo debate en torno a la viabilidad de unir, ya no sólo por carretera, sino también por tren, el norte y el sur de la Isla, amén de un nuevo túnel kilométrico entre La Orotava y Güímar por el que irá un tren a más de 150 kilómetros por hora.

Ricardo Melchior aseguró que para poner en marcha todos estos proyectos ferroviarios sólo hace falta financiación por parte del Estado «y cuando esté –dijo– salimos como un tiro». Pero además, anunció que el tren del Sur estará acabado en cinco años; medio año después, el del Norte; el anillo ferroviario estará operativo, según sus cálculos, en siete años y medio u ocho, y el túnel entre La Orotava y Güímar en unos nueve años.

Sin embargo, y pese a las previsiones temporales de Melchior, el Cabildo de Tenerife ni siquiera tiene amarrada con el Gobierno de la Nación la financiación para la construcción del tren que unirá Santa Cruz de Tenerife con Playa de Las Américas, el único proyecto que, tras el parón obligado por el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC), que mandó rehacer el Plan Territorial Especial de Ordenación de la Infraestructura Tren del Sur, cuenta con los instrumentos urbanísticos necesarios para hacerse realidad.

El tren del Norte, que uniría la capital con Los Realejos, todavía no cuenta con un plan territorial aprobado y el futuro cierre del anillo ferroviario que ayer anunció Melchior como algo hecho, ni siquiera está contemplado en el Plan Insular de Ordenación de Tenerife (PIOT), como tampoco lo está el túnel que unirá el Norte y el Sur en cinco minutos entre La Orotava y Güímar y que, según calculó el presidente tinerfeño, tendrá un coste en torno a los 500 millones de euros.

Estudio.

El proyecto del túnel entre La Orotava y Güímar cuenta con un estudio realizado hace más de cinco años por la empresa de ingeniería alemana Hotctief, cuyo principal accionista es el grupo español ACS. El túnel ferroviario tendría un trazado de 16,4 kilómetros de longitud y una pendiente del 4%, según ese estudio, y bordearía la bolsa de agua de los altos de La Orotava. La construcción tendría dos tubos paralelos por los que discurrirían dos trenes, uno en dirección norte y otro sur, a más de 150 kilómetros por hora, uniendo los dos municipios en cinco minutos.

Ricardo Melchior dijo ayer que con la red ferroviaria de Tenerife en marcha los trayectos más largos sólo durarían 35 minutos.