Matan a un niño y hieren a 12 personas al usar fuego real en un simulacro de secuestro

28/05/2007

Un simulacro de secuestro ha acabado en tragedia en Brasil. Los hechos han ocurrido cuando un grupo de elite de la Policía Militar brasileña hacía una exhibición en la localidad de Rondonópolis, en el centro-oeste del país, los agentes han comenzado a disparar fuego real en lugar de balas de fogueo. Este "error", como lo califican las autoridades, le ha costado la vida a un niño de 12 años y ha provocado además 12 heridos, todos adultos, según el balance oficial.

En el simulacro, con el que pretendían mostrar al público la reacción policial cuando se produce una toma de rehenes en un autobús, no se usaron maniquíes sino personas de carne y hueso, a las que habían convencido previamente para que se prestaran a recrear la escena.

"Por error", según ha reconocio la misma institución armada, los ocho agentes del Grupo de Operaciones Especiales que hicieron el simulacro llevaban sus armas cargadas con munición real y no de fogueo, como se hábía anunciado a las personas que participaban como rehenes ficticios.

A la espera de que se esclarezcan los hechos, todas las armas de los agentes han sido retenidas por las autoridades para iniciar una investigación al respecto. Rondonópolis se encuentra a 211 kilómetros de Cuiabá, la capital del Estado de Mato Grosso