Mata a puñaladas a su primo en La Graciosa

Carlos Sixto De Inza Serrano
CARLOS SIXTO DE INZA SERRANO

La Graciosa se despertó ayer jueves consternada por el primer crimen de toda su historia. La discusión en un bar de dos primos lejanos terminó en tragedia, cuando Sebastián Bermúdez, de 52 años, apuñaló con unas tijeras tres veces en el tórax a Gerardo Romero, de 44, que falleció en su casa donde llegó a pedir auxilio.

La casa del supuesto homicida, conocido como Chani (marinero de la naviera que hace el trayecto entre Lanzarote y La Graciosa), apenas dista 50 metros de la de su víctima, Gerardo Romero González, por lo que se conocían de toda la vida. Incluso eran primos segundos, por eso ayer las familias de ambos trataban de consolarse amargamente.

Al parecer y aunque todavía no se conocen los hechos con certeza, (el caso se halla bajo secreto de sumario por orden del juez instructor del Juzgado número 5 de Arrecife, César R. Pamparacuatro), Gerardo, la víctima de 44 años y padre de tres hijos -dos varones de 19, 11 y una niña de seis años-, y Chani tuvieron una discusión en la pizzería del pueblo.

Según vecinos consultados por este periódico, el dueño del local y otros clientes intervinieron para apaciguar los ánimos y ambos contendientes dejaron el establecimiento aparentando que todo se había quedado en nada, pero sin embargo no fue así. Según la versión consultada, Gerardo fue a su casa y volvió a comprar tabaco, fue entonces cuando se cree que su agresor, que le esperaba en la calle armado con unas tijeras, le asestó varias puñaladas en el tórax.

Lea la información íntegra en la edición impresa de CANARIAS7.