Maspalomas infunde confianza

Gabriel Súarez
GABRIEL SÚAREZ

El Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana pivota y coordina con el Estado, la Comunidad Autónoma de Canarias y el Cabildo de Gran Canaria, la mayor operación de renovación de infraestructuras y equipamientos públicos de la historia del destino turístico Maspalomas Costa Canaria. Al mismo tiempo impulsa, una ambicioso plan de modernización tanto en el sector de los alojamientos como en el comercial y de ocio, cuyos resultados comienzan a ofrecer sus primeros frutos.

"Estamos obteniendo resultados satisfactorios tanto por los proyectos como por el retorno de inversiones extranjeras de la mano de los principales turoperadores, lo cual significa que confían en nuestro destino", afirma el alcalde de San Bartolomé de Tirajana, Marco Aurelio Pérez, quien pone como ejemplo de ese trabajo coordinado los cambios operados en la urbanización de San Agustín. "Hace tan sólo unos años su envejecimiento y deterioro la estaba colocando fuera del mercado turístico, y ahora, tras numerosa intervenciones en lo público pero también en propiedades privadas, ha logrado mejorar su oferta y entrar a competir como destino renovado", afirmó el primer edil.

Entre las actuaciones que han propiciado el relanzamiento de San Agustín destacan, la transformación de la carretera general GC-500 en bulevar y paseo ajardinado; el desarrollo del proyecto Jardines del Sur, convirtiendo rincones degradados en zonas verdes y aparcamientos públicos; la mejora de la accesibilidad a la playa, y el giro espectacular dado al edificio de apartamentos El Yate. "Además se han modernizado establecimientos como Gloria Palace y Folías y ahora hace lo propio el hotel Tamarindos", añade el alcalde.

"Renovar es el único camino para mejorar la oferta y ganar en competitividad, y siempre", asegura, "desde las vertientes pública y privada juntas y coordinadas hablando un mismo lenguaje" indica el alcalde Pérez.

La renovación tiene como pilares el Plan de Modernización y Mejora de la Competitividad del Gobierno de Canarias, con una veintena de proyectos, algunos de ellos ya próximos a finalizar e inversiones por más de 100 millones de euros; las iniciativas impulsadas desde el Consorcio Turístico del Sur, donde participan las cuatro administraciones y han desembolsado unos 13 millones de euros; el plan de mejora de las infraestructuras turísticas del Gobierno de Canarias, con la conexión de los centros comerciales de Playa del Inglés, y los proyectos de embellecimiento del Cabildo de Gran Canaria en los accesos a la zona turística.

En el sector privado el punta pie inicial lo han dado los establecimientos alojativos. "Ahora esperamos que también den ese salto los comerciales", señala el alcalde Pérez, recordando que en este ámbito ya cuentan con proyecto para renovarse íntegramente los centros comerciales Oasis y Kasbah, con inversiones previstas de más de 40 millones.

Otra pata del gran cambio se localiza en la oferta complementaria. El primer gran proyecto de ocio que será inaugurado es el de Hangar 37 que se concluye actualmente en Tarajalillo. A esto suma el nuevo centro comercial El Tablero, abierto en plena crisis y que opera con resultados satisfactorios.