Martínez, sin técnica con los árbitros

El día anterior al partido de ayer frente al Caja Laboral, Pedro Martínez, entrenador del Gran Canaria 2014, había cargado contra los árbitros. Hablaba de falta de respeto al club y a sus jugadores. Dicho y hecho.

Dos técnicas, por protestas, y la consiguiente expulsión, más otra al base Bellas parecen dar la razón al técnico. Quizá, al conocerse que el árbitro principal era Miguel Ángel Pérez Pérez debió cambiar su discurso durante el partido. Le faltó técnica, nunca mejor dicho, para manejar la situación. La impresión es que fueron a por él y el técnico catalán lo pagó caro. Y lo peor, también el equipo.

Martínez, en la conferencia de prensa, declaró que estaba «muy triste», no por la derrota en sí, señaló, sino «profesionalmente, por todo lo que nos ha pasado, la expulsión, que no es positiva para el equipo, y por cómo nos han tratado». «No me siento satisfecho ni orgulloso», explicó, pero se mantuvo en su discurso al reiterar que «ha habido falta de respeto».

Se refirió al colegiado principal, Pérez Pérez, el mismo del Real Madrid-Gran Canaria de la última Copa del Rey, que acabó con una queja oficial por parte del club canario por sus decisiones erróneas. Martínez, sin eufemismos, vino a señalar que como el club canario había protestado por su actuación, hubo persecución: «Os quejasteis, pues ahora tenéis dos tazas».

Lejos de arrepentirse, Pedro Martínez se ratificó en sus palabras del día anterior. «Es fácil pitarle una técnica a Bellas, a otros jugadores les avisan y les dicen que a la próxima. Es injusto, una falta de respeto».

El entrenador del Gran Canaria 2014 recordó que su primera técnica fue por reclamar ocho segundos en la subida de balón del Caja Laboral. Aquí su protesta sí fue vehemente. Tanta que a continuación patea una de las sillas. La segunda técnica, que significaba su expulsión, cuando faltaban cuatro minutos para el final, vino después de un tiempo muerto solicitado por el técnico. Pérez Pérez, como no, se le acercó para decirle que le había sumado otro tiempo por retrasarse el equipo en su vuelta a la pista y que ya no le quedaban más.

«A la primera nos castiga», enfatiza Martínez, y añade que algo así «en Vitoria [en la cancha del Caja Laboral] no pasa. Si ocurre, este árbitro se queda sin Playoffs y fases finales de Copa del Rey, que tendrá que ver por televisión». Por último, Martínez señaló que el Caja Laboral jugó bien y que el Gran Canaria 2014 no había el partido perdido por los árbitros. «Estamos en la segunda jornada y tenemos cosas que mejorar. Con esfuerzo y perseverancia lo vamos a hacer», concluyó.