Entrevista

Martí: "La magnitud aquí no superará el 5"

ETIQUETAS:

El especialista en volcanología, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), llegó este jueves a el hierro para asesorar a los expertos del IGN en la interpretación de los datos que se están recabando diariamente. según señala, los terremotos no llegarán a superar la magnitud 5.

— ¿En qué momento se encuentra la crisis sísmica de El Hierro?
— El martes aumentó la magnitud de los seísmos, lo que provocó desprendimientos, pero la localización se mantiene entre 12 y 15 kilómetros de profundidad y también el número.

— ¿Qué significa ese incremento de la magnitud?
— Pues que esa bolsa de magma, que está dando vueltas por el interior de El Hierro, está desplazándose a una zona donde hay rocas con menor fragilidad y requiere de más esfuerzo para romperse.

— ¿Entonces no debe interpretarse esa mayor magnitud y que los seísmos sean mássentidos con una cercanía del magma a la superficie?
— En absoluto. La localización de los seísmos es exactamente la misma. Para hablar de erupción es necesario que el magma esté en superficie y para ello tiene que subir. Eso no se está observando. Sólo se ve la migración del magma de un lado a otro, que es algo normal. De hecho, el magma no es otra cosa que una bolsa de un líquido de menor densidad que la roca que lo encaja y que tiende a moverse o a subir. A subir no hay indicios de momento y por ello debemos estar tranquilos.

— Por su experiencia con otros volcanes, ¿cómo cree que terminará esta crisis: en erupción o con un enfriamiento y solidificación del magma?
— Si lo comparamos con momentos anteriores en Canarias es difícil decirlo porque no existen registros tecnológicos de antes. Ésta es la primera ocasión en que se registra desde el principio una anomalía. Si lo comparamos con lo escrito, en los documentos que hay se describe que antes de la erupción había períodos de sismicidad sentida, sin que tengamos constancia de la magnitud. Aquí llevamos dos meses con terremotos que no se han notado a nivel de las personas, aunque sí los han registrado los aparatos. Así que, aunque estuviéramos hablando de una erupción, hasta que llegue tiene que pasar un tiempo.

— ¿Se prevé que las magnitudes sigan creciendo?
— No necesariamente. Podemos llegar a magnitudes más altas pero tampoco mucho porque la actividad sísmica en zonas volcánicas no tiene mucha magnitud. Podemos llegar a una magnitud cuatro y de forma excepcional llegar a cinco, pero no mucho más. No estamos hablando de terremotos como el caso de Lorca (Murcia) o Japón, como algo ya excepcional. Hablamos de fracturas que se abren por un líquido que hace presión y pelea para abrirse camino para salir a la superficie. Básicamente esto.