Manuel Díaz Rijo, pregonero de Los Dolores

LOURDES BERMEJO

Don Manuel Díaz Rijo, el ingeniero naval que, aprovechando la experiencia de las desaladoras en barcos, obró en Lanzarote, a principios de los 60, el milagro del agua dulce, fue el encargado de abrir las fiestas patronales de Los Dolores, en Mancha Blanca.

Personaje muy respetado en la isla, pocos saben que el pregonero nació en La Vegueta (Tinajo), en la casa de veraneo de la familia, y que fue el segundo niño que recibió el bautismo en la pila de la ermita de los Dolores. «Pero don Tomás se olvidó de la sal que se ponía a los niños en la boca, lo cual justificaba, a ojos de mi madre, que yo fuera bastante soso», bromeó Don Manuel.

Posteriormente se inauguró la Feria Insular de Artesanía que llega a su vigésimo tercera edición con 77 artesanos tradicionales y gastronómicos.

Temas

Tinajo