Manuel Cabrera: "Uno de los peores barrios"

Rebeca Díaz
REBECA DÍAZ

«Como ellos no lo sufren no les importa». Así habla Manuel Cabrera del «abandono» que sufre Lomo Blanco, «uno de los peores barrios de la ciudad», cuya asociación de vecinos preside hace 40 años. «El Ayuntamiento sabe nuestros problemas pero el alcalde cuando viene solo visita la UP, el centro de ancianos y el campo de fútbol», dice.

Este, junto a Pedro Hidalgo, es uno de los peores barrios de la ciudad», afirma Manuel Cabrera al referirse a Lomo Blanco, el barrio capitalino en el que reside y en el que ha desarrollado su labor como líder vecinal al frente de la asociación Seminario, durante 40 años. Asegura que es patente «el abandono» de un núcleo con un alto porcentaje de ancianos entre su población y que carece de dotaciones que considera básicas. «En la parte baja del barrio hay filtraciones de aguas fecales porque las tuberías son antiguas y no están bien selladas», asegura al referirse a uno de los principales problemas que denuncia sufre esta zona del municipio.

Añade que «los vecinos de esa parte se quejan de la presencia de ratas, por eso pido que cambien esos tubos, que son de cemento y son de un metro, por otros de plástico y de 6 metros, que son los que se ponen ahora, como hicieron en el barrio de San Nicolás».

Además, el presidente de la asociación Seminario reclama que se acondicione el espacio de aparcamiento que existe junto a la carretera general del barrio, en la entrada al barrio, una zona en la «más de un coche se las ve y se las desean para salir, porque está muy hundida». A su juicio, «eso se arreglaría con llevar dos o tres camiones de tierra y asfaltar después».

Asimismo, reclama también en esta parte del barrio, en la que se encuentran negocios de restauración y un supermercado, «una zona de carga y descarga» que evite que los camiones de reparto ocupen otros espacios de forma indebida.

Asimismo, se queja de que el local de la asociación de vecinos permanezca cerrado porque no reúne condiciones. «Le hemos pedido a Javier Doreste que encale la asociación», explica el portavoz de los vecinos de Lomo Blanco.

Añade que la cubierta de este local también está en mal estado y pide una solución, «porque hace mucha falta para poder organizar actividades» para los mayores de la zona pero también para los jóvenes, «que no tienen a dónde ir».

Otra actuación que reclama el presidente de la asociación Seminario para su barrio es el arreglo de una valla que se ubica en la zona baja, porque «no está bien anclada y cualquier día se le cae a alguien encima». Por último, señala que «el Ayuntamiento conoce nuestros problemas, pero el alcalde cuando viene solo va a la Universidad Popular y también al centro de ancianos y al campos de fútbol, que se hicieron gracias a mí».