Manifestación en Madrid por la República y contra la monarquía impuesta

06/12/2005

Unas 1.600 personas, según la Policía Nacional, convocadas por la Plataforma de Ciudadanos por la República, Corriente Roja y PCPE, se manifestaron hoy en Madrid, en coincidencia con el Día de la Constitución, "por la República y en contra de una monarquía impuesta".

Los manifestantes, que este mediodía recorrieron el tramo comprendido entre la Plaza de Atocha y la Plaza Jacinto Benavente con música y tambores, desplegaron al inicio de la marcha una bandera republicana y una pancarta en favor de la III República, que portaban representantes de organizaciones convocantes, entre ellas la líder de Corriente Roja, Angeles Maestro.

En declaraciones a Efe, Maestro recordó que es la tercera vez consecutiva que estas organizaciones celebran, en Madrid, una manifestación por la República el día de la Constitución, y subrayó cómo "a los pueblos del Estado español se nos ha usurpado el derecho de decidir sobre la forma de Estado".

Maestro añadió que "la monarquía se coló de rondón en el marco de una Constitución que rompía la única legalidad democrática en la historia reciente de este país, que es la del 14 de abril de 1931".

La portavoz de Corriente Roja subrayó que "no es hora de plantear reformas de Estatutos de Autonomía sino de abordar el tema de la Constitución de 1978 y que se plantee el referéndum: República o Monarquía, como ha debido de ser".

Además, insistió en que "no hay democracia que no suponga el derecho de los pueblos a decidir la forma de Estado".

Maestro explicó que el primer año "que convocamos un acto similar fue el año de las grandes manifestaciones contra la guerra y pudimos ver que en todos los sitios, además de la reivindicación contra la guerra, había muchas banderas republicanas sacadas espontáneamente por gente joven, al grito de 'lo llaman democracia y no lo es', por lo que entendimos que estas concentraciones eran necesarias".

Maestro añadió que con el acto de hoy "reivindicamos el derecho de autodeterminación de los pueblos y cuestionamos esta forma de democracia representativa en la cual el pueblo no habla más que para dejar una papeleta en la urna cada cuatro años".

El acto concluyó en la Plaza de Jacinto Benavente donde varios jóvenes integrantes de las distintas organizaciones convocantes leyeron un manifiesto en el que pedían, entre otros puntos, "la derogación de la Constitución de 1978, la recuperación de la memoria histórica y una República democrática, popular, laica y federal".