Malek permanecerá en prisión un mínimo de 20 años, según dispone la Audiencia

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Las Palmas hizo pública este mediodía la sentencia que condena al violador múltiple Malek Moussa Sabri, de 29 años, a un total de 48 años y 15 meses de prisión como autor de tres delitos de violación, un delito de lesiones, un delito de coacciones, un delito de robo con intimidación, un delito de detención ilegal y tres faltas de lesiones. El fallo determina que el acusado permanecerá en prisión efectiva íntegra un mínimo de 20 años, el máximo legal permitido por el Derecho Español. Esto significa que no comenzará a obtener beneficios penitenciarios hasta que pasen los cuatro lustros.

La sentencia impone al acusado tres penas -una de 9 años y otras dos de 13 años y seis meses- por los tres delitos de violación que se han considerado probados, tres años por un delito de lesiones, un año y cinco meses por un delito de coaciones, cuatro años por un delito de robo con intimidación, cinco años por un delito de detención ilegal y penas de multa por las faltas de lesiones.

El fallo, susceptible de recurso, considera probado que el acusado atacó a cinco mujeres de Las Palmas de Gran Canaria entre enero y mayo de 2005, dos de ellas menores, aunque reconoce que en dos casos no consumó ningún ataque de índole sexual. Así, la sentencia absuelve a Malek Moussa de un delito de agresión sexual en grado de tentativa y de un delito de detención ilegal que le imputaba el fiscal.

En concepto de responsabilidad civil, el fallo dispone que el acusado abone indemnizaciones que superan los 90.000 euros a cuatro de las víctimas, ya que la quinta renunció a cualquier tipo de rescarcimiento. Igualmente, dispone la Sala la prohibición de que el acusado se acerque o se comunique con las víctimas más allá del tiempo de condena.

Según la Sala, el acusado no es marroquí, como hasta ahora se había afirmado. Expone la sentencia que nació en Sarthe (Francia) en 4 de junio de 1978.