Los Verdes alertan de que unas bombonas de butano están en medio de nueve antenas telefónicas en una azotea de Schamann

15/04/2005

Los Verdes-Partido Verde Canario ha denunciado que el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria permite una auténtica “bomba de relojería” en la calle Pedro Infinito, en el barrio de Schamann de Las Palmas de Gran Canaria, al no haber detectado que en la azotea de un edificio "se encuentran instaladas en pésimas condiciones de seguridad nueve antenas de telefonía móvil, junto a decenas de bombonas de butano pertenecientes a un restaurante chino situado en la planta baja".

Los Verdes afirman que las instalaciones eléctricas de alta tensión que alimentan a las antenas y el apreciable calor desprendido por las mismas, junto a la instalación del gas, "representan un serio peligro de explosión para las decenas de bombonas de butano acumuladas en la azotea".

Los ecologistas argumentan que las varias toneladas de peso de las torretas que soportan las antenas y los contrapesos de hormigón que las sustentan representan un riesgo inminente de desplome de la estructura del edificio. De hecho, según los vecinos, ya ha habido grietas en pisos inferiores.

A todo la anterior hay que añadir que tanto las instalaciones radioeléctricas como las bombonas de butanos son completamente accesibles para los vecinos del inmueble por encontrarse al aire libre en una azotea de uso comunitario.

Según Los Verdes, a los riesgos sobre la seguridad estructural del inmueble habría que añadir los inherentes a las radiaciones emitidas por las antenas, a los que los vecinos atribuyen la muerte reciente de 7 personas por cáncer en el entorno del edificio y la existencia de un número indeterminado de personas que padecen diversas enfermedades que podrían estar relacionadas con la exposición continuada a radiaciones electromagnéticas.

Los Verdes-Partido Verde Canario exigen el desmantelamiento inmediato de las antenas y responsabiliza al Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria de lo que pueda ocurrir.