San Bartolomé de Tirajana

Los vecinos del Castillo exigen al Ayuntamiento que impida la regasificadora

19/03/2009

El Consejo Abierto de Vecinos del Castillo del Romeral exigió anoche la implicación del Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana para impedir la posible instalación de una regasificadora en el entorno de ese barrio. Este colectivo se opone también a la construcción de la ‘macrocárcel’, ya en ejecución, y al complejo medioambiental de Juan Grande.

“Creemos necesaria y pedimos la actuación e implicación de nuestro Ayuntamiento en el problema, de la misma forma en que lo ha hecho la Mancomunidad del Sureste”, reclaman los vecinos, que temen que se negocie la ubicación de la futura regasificadora mientras “San Bartolomé de Tirajana permanece al margen de esas negociaciones, pese a la importancia y lo negativo de esta instalación”.

Para los vecinos, esta “actitud” trae como consecuencia que “siempre todo lo malo venga a parar a nuestro municipio por decisiones tomadas desde fuera y sin contar con nosotros”. El Consejo pide a la alcaldesa que les reciba para tratar este asunto.

El Consejo se opone a la instalación de la regasificadora, no sólo en el municipio, sino en el resto de Gran Canaria, “porque representa seguir dependiendo de los combustibles fósiles, que es un negocio y un ‘pelotazo’ para unos cuantos empresarios y que la Isla puede autoabastecerse con las energías eólica, solar e hidroeléctrica, con un menor coste económico y medioambiental”.

Aunque el "riesgo" de accidente, “o de atentado terrorista”, llegan a decir estos vecinos, pueda parecer pequeño, “según los expertos” esta posibilidad está valorada “en un dos, entre una escala del uno al cinco”. Es más, en base a estas teorías manejadas por el Consejo, “los efectos de dicha explosión serían desastrosos”.

El colectivo vecinal advierte de que iniciará un plan de movilizaciones, en las que tratará de implicar a ciudadanos de San Bartolomé de Tirajana y Santa Lucía, “ya que Pozo Izquierdo”, en este último municipio, se encuentra a dos kilómetros y Vecindario a cinco del hipotético lugar donde iría la regasificadora.