Los tatuajes hechos con 'henna' negra pueden causar reacciones alérgicas cutáneas en los niños

EUROPA PRESS

Los tatuajes hechos con 'henna' negra se componen de colorantes potencialmente tóxicos, por lo que pueden provocar reacciones alérgicas cutáneas en algunos niños, por ello, es importante diferenciar los tipos de tatuajes realizados con este producto para evitar problemas posteriores. La 'henna' es un tinte natural que procede de las hojas de un arbusto y que se utiliza en varios países, como Marruecos o India, para adornar la piel con diversas formas. Pero hay que saber que no todos los tatuajes hechos con este producto causan reacciones. La 'henna' natural no recibe ningún tipo de aditivo, por lo que es más segura que la negra. Para saber diferenciarlas, hay que observar que la natural tiene un color marrón verdoso y dura un par de días en la piel. En cambio, hay que evitar la tinta que tenga un tono negro brillante y que dure una semana tatuada, ya que se trata de 'henna' negra, y por tanto, perjudicial. "Además, con la henna natural se necesita que la piel del menor esté más tiempo en contacto con el tinte, mientras que con la negra en algo menos de una hora se puede retirar el pigmento", ha explicado la doctora del departamento de Pediatría y Neonatología del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid y San José, Ortega Casanueva. La experta recomienda a los padres evitar aquellos tatuajes que aseguren una larga duración y acudir urgentemente al médico si el niño, tras hacerse un tatuaje de este tipo, presenta síntomas como picos y enrojecimiento de la piel, inflamación de la zona tatuada o ampollas alrededor del dibujo.