Los "superpropagadores", principales impulsores de la epidemia de 2014

13/02/2017
ETIQUETAS:

Un nuevo estudio sobre la importancia de los "superpropagadores" en algunas epidemias de enfermedades infecciosas ha demostrado que en la epidemia de ébola en África Occidental, alrededor del 3 por ciento de las personas infectadas fueron responsables de infectar al 61 por ciento de todos los casos, como se revela en un artículo publicado en 'Proceedings of the National Academy of Sciences'.

  El tema de los "superesparcidores" es tan significante, según los científicos, que es importante saber quiénes son esas personas. De esta forma, Podría ser posible tratarlas con medidas de salud pública diseñadas para controlar la propagación de enfermedades infecciosas durante las epidemias.

  Los investigadores llegaron a la conclusión de que los "superpropagadores" de ébola a menudo se ciñen a ciertos grupos de edad y se basan más en la comunidad que en los centros de salud. También siguieron propagando la patología después de que muchas de las personas infectadas por primera vez estuvieran en centros de atención, donde la transmisión estaba mucho mejor controlada.

  Si se hubiese controlado completamente este esparcimiento, casi dos tercios de las infecciones podrían haberse evitado, según los autores de esta investigación. Estos expertos también señalan que sus hallazgos eran conservadores, ya que sólo se centraban en personas que habían sido enterradas de manera segura. Esto sugiere que el papel de los "superesparcidores" puede haber sido aún más profundo de lo que indica esta investigación.

  El análisis fue dirigido por la Universidad de Princeton, en Estados Unidos, en colaboración con científicos de la Universidad Estatal de Oregón, también en Estados Unidos; la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, en Reino Unido, la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, el Imperial College de Londres, en Reino Unido, y los Institutos Nacionales de Salud.

  UN PERFIL TAMBIÉN PRESENTE EN OTROS SÍNDROMES RESPIRATORIOS Los investigadores dicen que el concepto de "superpropagadores" no es nuevo y que ha evolucionado durante la década de 2000, a medida que los científicos aprecian cada vez más que no todos los individuos desempeñan un papel igual en la propagación de una enfermedad infecciosa. Por ejemplo, los "superesparcidores" han estado implicados en la diseminación del síndrome respiratorio agudo severo (SARS), en 2003; y en el más reciente síndrome respiratorio de Oriente Medio en 2012.

  Pero se entiende menos quiénes son y cuán importantes son. "En el reciente brote de ébola, ahora está claro que los "superpropagadores" son un componente importante en la conducción de la epidemia", afirma el coautor del estudio Benjamin Dalziel, profesor asistente de Biología Poblacional en la Facultad de Ciencias de la Universidad Estatal de Oregon. "Ahora vemos el papel de los "superesparcidores" como más grande de lo que se sospechaba inicialmente. No hubo mucha transmisión una vez que las personas llegaron a los hospitales y los centros de atención. Como los casos contabilizados durante la epidemia dependían de los datos hospitalarios, estos casos hospitalizados tendrían a ser los casos que vimos", relata "Sin embargo, fueron los casos que no vimos los que realmente condujeron la epidemia, en particular las personas que murieron en casa, sin llegar a un centro de atención", revela. "En nuestro análisis, pudimos ver una red de transmisión que a menudo llega hasta un "superesparcidor" basado en la comunidad", destaca.

  Este estudio diseñó un nuevo marco estadístico que permitió a los científicos medir la importancia del fenómeno en la conducción de la epidemia y cómo los superpropagadores cambiaron con el tiempo, a medida que la epidemia progresaba y conforme se implementaban las medidas de control.