Los socialistas canarios dan por hecho la candidatura de López Aguilar

Los socialistas canarios apuestan por retrasar a septiembre la salida de López Aguilar del Gobierno. El PSC sabe que la más que probable candidatura de José Montilla en Cataluña obliga a Zapatero a tomar una decisión respecto a si remodelar su Gobierno o sólo sustituir al titular de Industria, pero confía en que Madrid opte por mantener al ministro canario.

Luisa del Rosario
LUISA DEL ROSARIO

Aunque la decisión, oficialmente, no se tomará hasta el mes de octubre, los socialistas canarios ya dan por bueno que el ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, será el candidato del PSC a las elecciones autonómicas de 2007. El problema, sin embargo, llega por el ritmo impuesto a Madrid desde Cataluña. La renuncia de Pascual Maragall como cabeza de lista deja el paso libre a la candidatura del ministro de Industria, José Montilla y con ella obliga a José Luis Rodríguez zapatero a remodelar su Gobierno. La duda de los socialistas canarios es si el presidente meterá en la quiniela de cambios a López Aguilar o simplemente sustituirá a Montilla, es decir, el PSC en estos momentos no sabe si el titular de Justicia vendrá a Canarias ahora o a la vuelta del verano, aunque la mayoría de los socialistas canarios apuesta por que sea en septiembre cuando tome las riendas del partido en las Islas. Si en algo están de acuerdo todos los analistas políticos es que si Maragall renunciaba a ser de nuevo candidato después de su entrevista de ayer con Zapatero en Moncloa podría dejar entrever que el presidente del Gobierno «echaba» al presidente catalán de la batalla en las urnas. Por eso aquí el PSC teme que si Zapatero deja de contar con López Aguilar en Madrid desde ahora se pueda entender como una imposición del candidatos a los socialistas canarios. El PSC prefiere esperar a septiembre, la fecha que desde hace meses viene anunciando como el momento oportuno para decidir candidaturas, entre otras cuestiones porque aquí el todavía secretario general, Juan Carlos Alemán, no ha renunciado a ser candidato. La salida de López Aguilar del Ejecutivo, además, dejaría a Canarias sin un peso importante en Madrid dado que con toda probabilidad no sería sustituido por otro isleño. La pérdida de ese poder, a dos años vista de las elecciones generales, no es oportuna para alguna facción del PSC que aún sueña con una tercera vía para los comicios autonómicos de 2007. Minoría

También existe en el PSC una segunda corriente que apuesta porque Zapatero no sólo sustituya a Montilla sino que remodele su Gobierno y aproveche para despejar el futuro de López Aguilar. Para éstos, el ministro de Justicia debería estar ya en Canarias haciendo frente a los « ataques furibundos» de Coalición Canaria y a la supuesta debilidad del Partido Popular. Amparados en los resultados que pronostican las encuestas que se han dado a conocer hasta ahora, creen que lo mejor es acabar con la incertidumbre y adelantar, como se ha hecho en otras comunidades, la fecha de elección de candidaturas, elegir a López Aguilar y preparar ya el terreno para la campaña electoral. Este sector, minoritario con respecto al que prefiere que se cumplan los plazos establecidos, cree que sería desfavorable para los intereses del PSOE que Zapatero remodelase por tercera vez el Gobierno, al tiempo que consideran que de esperar hasta septiembre se pierden varios meses de trabajo. Para estos socialistas, urge transmitir a la sociedad desde ya una imagen «clara y nítida» de quien es el candidato del PSC a las elecciones autonómicas y aprovechar la coyuntura para hacer buenos los pronósticos de las encuestas, que el PSC gane con mayoría suficiente como para gobernar en solitario Canarias a partir de 2007.

Más información en el periódico Canarias7