Los sismógrafos de la Cueva Pintada detectaron el terremoto de Japón

18/03/2011
ETIQUETAS:

Los sismógrafos de gran precisión instalados en el Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada reflejaron el día 11 de marzo el terremoto de magnitud 8.9 que sacudió Japón y causó un devastador tsunami y una crisis nuclear en ese país.

Más de 12.400 kilómetros separan la isla de Gran Canaria de Japón y, sin embargo, estos aparatos -instalados en Cueva Pintada en colaboración con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas- registraron el fuerte seísmo, según una nota de prensa.

El proyecto de conservación preventiva desarrollado desde hace ya 10 años por el Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada con la colaboración con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas ha incluido en estos años el seguimiento de los movimientos sísmicos que le pudieran afectar a la estabilidad de la Cueva Pintada.

Desde su instalación, este complejo equipo se ha venido ampliando y mejorando en diversos aspectos, siempre con el fin de registrar el fondo sísmico en diferentes longitudes de onda y distintas áreas de todo el yacimiento arqueológico. El objeto final es poder registrar cuál es la afección real de todo tipo de movimiento que se produce en el entorno próximo o lejano de la cámara decorada, ya sea el paso del tráfico rodado que circunda el yacimiento, el deambular de los visitantes por el recinto o un terremoto.